AMLO propone otorgar amnistía a narcotraficantes. ¿Es esa la manera adecuada de combatir el crimen organizado? ¿Qué otra solución propone al problema de inseguridad?

EN CONTEXTO:

¿Amnistía o indulto? 

En días recientes el precandidato de Morena para la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, se manifestó a favor del análisis de todas las alternativas para frenar la violencia en el país, incluso la de amnistía a los narcotraficantes.

Amnistía tiene la misma raíz que amnesia, significa olvido y perdón. Generalmente se decreta a través de una ley específica  –con un proceso inherente al poder legislativo– para beneficio de un grupo indeterminado de personas con conductas como los delitos de carácter político, el terrorismo o los contingentes beligerantes que buscan socavar la estabilidad del Estado.

Indultar sí es facultad del jefe de Estado y supone el perdón de la pena a ciertos individuos en particular, mas no el olvido de la infracción. En México solo el presidente puede indultar y únicamente el Congreso puede amnistiar. (Carlos Hornelas)

 

Mauricio Sahuí Rivero

Precandidato del PRI a la gubernatura de Yucatán

”PARTE DE LA SOLUCIÓN EN EL MEDIANO PLAZO ES REDUCIR LA IMPUNIDAD AL MÁXIMO Y ASEGURARNOS DE QUE SE APLIQUE LA LEY”

No considero que sea la forma adecuada. Perdonar a un criminal, sin más, no es ni de cerca un estímulo que lo aleje de las actividades y acciones ilegales. El narcotraficante decide serlo por razones de costo-beneficio.

La impunidad en nuestro país les permite asumir un costo bajo y hacerse de un gran beneficio en la forma de utilidades; es decir, la probabilidad de ser atrapado, enjuiciado y condenado por muchos años es lo suficientemente baja, como para que decidan correr el riesgo por la gran cantidad de dinero que provocan sus acciones.

Parte de una solución en el mediano plazo es reducir la impunidad al máximo y asegurarnos que se aplique todo el peso de la Ley a todo aquel que decida delinquir. Si la probabilidad de ser condenado aumenta considerablemente, cada vez serán menos los que estén dispuestos a correr el riesgo de dedicarse al narcotráfico.

Sería iluso suponer que el narcotráfico desaparecerá algún día, pero debemos asegurarnos de contenerlo al máximo para alejarlo lo más posible de la sociedad, a la que tanto daña.

Yucatán es un ejemplo. Aquí la Ley se aplica, la impunidad es reducida y los resultados, son evidentes.

 

Cecilia Patrón Laviada

Directora de la Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida

”SE TIENE QUE DISMINUIR LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD EN LOS CUERPOS DE SEGURIDAD Y APLICAR LA LEY EN EL CASO DE CRIMINALES CAPTURADOS”

Definitivamente la propuesta de darle amnistía a los narcotraficantes no es admisible, es una propuesta lanzada al aire sin ningún argumento serio que la soporte e irresponsable.

De entrada se requiere que los estados asuman su responsabilidad de profesionalizar y dar mejores condiciones a sus cuerpos de seguridad, establecer estrategias conjuntas en las que cada parte cumpla lo que le toca.

Se tiene que disminuir la corrupción y la impunidad en los cuerpos de seguridad y aplicar la ley en el caso de los criminales capturados. Fortalecer el poder judicial para que no sean susceptibles de ser coaccionados o corrompidos para que ejerzan su función sin sesgos.

Se debe seguir trabajando en el sistema educativo y de valores, tanto en la escuela como con las familias, para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones con mayor índice de rezago con proyectos de desarrollo regional.

Los partidos tienen también bastante responsabilidad porque deben hacerse corresponsables de los candidatos que postulan a los cargos de elección popular, ya que deben cubrir un perfil mínimo que haga más difícil la complicidad con la delincuencia.

 

Carlos Manuel Hornelas Pineda

Periodista, académico y columnista de Punto Medio

”AMNISTIAR ELEVA AL NARCOTRÁFICO A UNA POSICIÓN POLÍTICA”

Las declaraciones de López Obrador revelan incongruencias pero también revelan:

-Que eleva una conducta delincuencial (narcotráfico) a una posición política cuando el fin último del narcotráfico no es enfrentarse directamente al Estado como lo harían los anarquistas.

-Convierte a los posibles amnistiados en enemigos beligerantes con capacidad de fuego, opuestos a todos los intereses del Estado y con miras a detentar su control absoluto. En suma, es declarar una guerra que se ha empeñado en negar como existente.

-Vuelve impunes a los infractores y borra sus antecedentes penales, negando su carácter de asociación delictiva y reconociéndolos como rivales políticos.

–Traslada la facultad de reparación de daños y de indemnización a las víctimas al Estado, fomentando la injusticia social y enardeciendo el encono entre víctimas y victimarios.

–Es una invasión de competencias entre los poderes de la República que fomenta la discrecionalidad del gobernante para la administración de la justicia dependiendo del momento político, otorgando de facto una patente de corso (permiso para delinquir con tal de que pasen parte de las ganancias al Estado).

–Por último, e irónico, aunque el precandidato se manifieste contra la corrupción, lejos de erradicarla, esto sería un aliciente para quienes se han beneficiado de ella en el pasado.

 

Gustavo Cisneros Buenfil

Presidente de Coparmex Mérida

”EL PACTAR CON GRUPOS CRIMINALES NUNCA HA DADO RESULTADOS EN EL LARGO PLAZO”

Independientemente de conocer los términos y condiciones bajo los cuáles ofrecería esa amnistía, encontramos varios elementos que causan preocupación.

De entrada establece un incentivo para que los criminales incrementen la actividad delictiva en el corto plazo en espera de que puedan recibir un perdón en el dado caso que Andrés Manuel López Obrador llegara a la Presidencia de la República.

Ofrecer una amnistía no soluciona el problema de fondo que consiste la falta de instituciones adecuadas para el control de la delicuencia en los tres niveles de Gobierno.

El pactar con grupos criminales nunca ha dado resultados en el largo plazo, lo que es muy diferente a dar amnistía a grupos que pelean por derechos políticos, religiosos o convicciones.

Finalmente, no encontramos las razones de fondo por las cuáles estos grupos estén dispuestos a dejar sus actividades delictivas.

Uno de los elementos que distinguen a un Estado consolidado es su capacidad exclusiva de utilizar legítimamente la fuerza, situación  que desafortunadamente no vemos en nuestro país y la propuesta de AMLO no lo soluciona.

 

David Barrera Zavala

Diputado local de Nueva Alianza

”NO SE TRATA DE BUSCAR UNA POLÍTICA CONTRA EL NARCO, LA GUERRA NO TRAE PAZ DE NINGUNA MANERA”

Me parece que es un grave error por parte de Andrés Manuel López Obrador proponer una amnistía con tal de buscar la pacificación del país. De esa manera no se arregla.

Para poder pacificar al país, sin duda alguna, tiene que haber un plan integral donde se abarque desde la política de prevención en el consumo de narcóticos hasta buscar la viabilidad, como en su momento han planteado diferentes partidos, en la legalización de la marihuana, ya no sólo para uso médico, sino lúdico.

Tenemos que abrir un poco la mente para asumir lo que está pasando y poder empezar a hacer el cambio de esa situación.

Tampoco es buscar la aplicación de una política contra el narco, como se dio en la época de Felipe Calderón, la guerra no trae paz de ninguna manera, en ese sentido tiene que actuarse con mucha responsabilidad y dejar de lado la demagogia para ser efectivos a la hora de gobernar.

 

Felipe Neri Espinosa Herrera

Aspirante a candidato independiente a gobernador de Yucatán

”HAY QUE METER A LA CÁRCEL A LOS SERVIDORES PÚBLICOS QUE TRAICIONARON AL PUEBLO”

A Jesús el Nazareno, siendo un hombre en toda la extensión de la palabra, además de hijo de Dios el Todopoderoso, lo juzgaron por el presunto delito de denunciar las arbitrariedades, corrupción e hipocresía de los gobernantes y fariseos, pero le negaron la amnistía.

La amnistía benefició a un asesino, Barrabás.

Para combatir el crimen organizado, primero se debe meter a la cárcel a los ciudadanos a quienes el pueblo les confirió la confianza de su voto para convertirlos en servidores públicos y fueron traidores al  pueblo.

En México, encabeza  la lista Enrique Peña Nieto.

error: