Conoce los deportes sin riesgo para epilépticos

La epilepsia es una enfermedad cerebral, producida por diferentes causas, caracterizada por la repetición de crisis, las cuales ocurren cuando existe una descarga excesiva de células nerviosas (neuronas). Las personas que la padecen pueden tener espasmos musculares violentos o incluso perder el conocimiento. Claro que todo ello no les incapacita para hacer ejercicio.

Las personas que padecen epilepsia pueden practicar deporte, no existe base científica para impedir que un adolescente haga ejercicio. Tanto el ejercicio físico como el intelectual reducen la posibilidad de sufrir una crisis epiléptica, por ello es bueno estimular a la persona a que haga deporte.

Igual que existen distintos tipos de crisis epilépticas, existen variaciones entre un enfermo y otro, por ello cada caso debe estudiarse individualmente, adaptando el ejercicio a las limitaciones que tenga esa determinada persona.
Si el paciente tiene las crisis controladas no necesita restricciones especiales en el deporte. Pero si tiene crisis frecuentes es importante vigilarlos mientras realizan deporte para que no sufran ningún peligro.

Practicar deporte al aire libre es muy saludable en el transcurso de la epilepsia. A veces las crisis epilépticas aparecen cuando la persona está aburrida, o tiene poca actividad física o psíquica.

Conviene practicar deportes colectivos donde el entrenador y sus compañeros sepan actuar en caso de una crisis epiléptica. Se puede dar al principio de la temporada un curso de primeros auxilios, para saber cómo comportarse ante cualquier situación de peligro, sin tener que decir quien del grupo padece esta enfermedad, salvaguardando así su intimidad y dejando a la persona que lo cuente libremente a quien quiera.

Los niños que no tengan controlada la epilepsia pueden hacer casi todo tipo de deportes siempre tomando las precauciones adecuadas, procurando hacer deportes en equipo, con más gente alrededor.

Es fundamental elegir un deporte que no implique riesgo de lesión, pérdida de conocimiento o ahogo.

 

SIN RIESGO

Danza.
Footing.
Tenis.
Paddel.
Juegos de equipo: balonmano, baloncesto, fútbol, béisbol, etc.
Ping-pong.

CON RIESGO

Los siguientes deportes están desaconsejados para los epilépticos, sobre todo para aquellos pacientes que no tienen controladas sus crisis epilépticas, porque tienen un mayor riesgo de traumatismo severo o muerte si la crisis se produce durante su práctica o estando solitario:
Paracaidismo.
Tiro con arco.
Caza.
Escalada.
Esquí acuático.
Vela.
Surf.
Automovilismo.

ACLARACIONES

No existen estudios que demuestren que los deportes de contacto como el rugby, hockey, etcétera, induzcan crisis, por lo que las personas que padezcan epilepsia no tienen por qué excluirse de su práctica.

Los deportes acuáticos como la natación son considerados seguros, siempre y cuando las crisis estén controladas y el paciente esté acompañado en todo momento por alguien que le supervise de forma directa.

En el caso de la equitación o el ciclismo, deben tomar ciertas precauciones; haciendo uso de protectores de cabeza, piernas, rodillas, para prevenir posibles fracturas tras una caída durante una crisis epiléptica.

 

Texto: Agencias
Fotos: Cortesía

error: