¿Qué impacto o consecuencia tiene en la ciudadanía el hecho de que no haya titulares de las fiscalías anticorrupción y de la PGR?

EN CONTEXTO:

SE NECESITAN LÍDERES PREPARADOS

Toda institución, de cualquier índole, necesita de líderes capaces y preparados para los desafíos que implican cumplir con los objetivos colectivos. Pero, ¿qué se hace cuándo una organización carece de ese líder? ¿Cómo puede emprenderse una verdadera batalla para erradicar un mal que ha dañado profundamente al país como la corrupción? ¿Qué se puede hacer para exigir a las autoridades la correcta elección de las figuras de autoridad que estarán al frente de las Fiscalías General de la República y de Atención de Delitos Electorales? Personalidades de la política en el estado y de la iniciativa privada vierten sus opiniones al respecto en una nueva edición de “El Debate” de Punto Medio.

 

Lucely Alpizar Carrillo, Diputada por la LXIII Legislatura
EL SENADO DEBE CUMPLIR SU RESPONSABILIDAD

LA CORRUPCIÓN es un lastre que afecta a todo el país, ya que existe en todos los ámbitos, en el económico, público y social. Desearíamos ser un país que no tuviera que requerir de ese mal en alguno de estos tres instrumentos. Nuestra realidad es que los mexicanos necesitamos la adecuada funcionalidad de estas tres instancias y espero que en este período de sesiones, sin tintes partidistas, el Senado pueda cumplir su responsabilidad, ya que requiere dos tercios de los votos de los senadores para elegir a los tres titulares.

 

 

 

 

Cecilia Patrón Laviada, Titular de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida

ES UN AGRAVIO A LA CIUDADANÍA

SIN LUGAR A DUDAS es un agravio a la ciudadanía y describe perfectamente la crisis que atraviesa el gobierno federal en la actualidad, así como el partido en el gobierno estatal, ya que es notorio el nulo interés por brindar legitimidad a las entidades nombradas y con ello acrecienta la desconfianza ciudadana y acelera aún más la falta de credibilidad de las instituciones.
Vale la pena recordar que desde el mes de septiembre arrancó el proceso electoral para el año 2018 y no se cuenta con un titular en el área encargada de la investigación de conductas que puedan derivar en delitos electorales, que a su vez pueden generar una contienda totalmente inequitativa.
Peor aún es la crisis en el tema de la anticorrupción, pues desde hace más de dos años se creó el Sistema Nacional y una serie de reformas de fondo a nivel constitucional con la finalidad de disminuir este mal longevo en nuestro país.
A la fecha, esta limitante produce que aunque existan las herramientas legales, no es posible la aplicabilidad de las mismas por falta del titular de la mencionada fiscalía.
No existe un compromiso real con México. Los intereses personales o de grupo son los que están mandando en la actualidad. Por ello, las prórrogas en la temporalidad señalada por las leyes y la falta de acuerdos son síntomas de un gobierno que pretende apostarle al olvido ciudadano, produciendo una severa crisis institucional.

 

 

Juan José Abraham Dáguer, presidente de la Canaco Servytur Mérida

DE VITAL IMPORTANCIA PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LA SOCIEDAD

LA FISCALÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA (hoy PGR) es un órgano de vital importancia para el adecuado funcionamiento de la sociedad, es muy importante que se cuente a la brevedad con un fiscal que cumpla todas las expectativas de la sociedad como son una total independencia, capacidad técnica, honradez y ética probadas, entre muchas otras.
En cuanto a la Fepade, ahora es cuando va a ser más necesaria su actuación, ya que está por iniciarse el período electoral y se tiene que contar con el fiscal encargado de atender los delitos electorales. Las características que esperamos como sociedad son las mismas que las del fiscal general.
El fiscal anticorrupción es parte del sistema nacional anticorrupción y una pieza necesaria para su correcto funcionamiento, viene de una vieja solicitud ciudadana, en estos tiempos en los que frecuentemente se dan a conocer casos de corrupción es importante tener a un fiscal capaz de castigar estos casos.

 

 

Raúl Paz Alonzo, Presidente Estatal del PAN

ES UNA ESTRATEGIA POLÍTICA

NUNCA ANTES estuvieron sin titular dos dependencias tan vitales en estos momentos para el país.
De entrada sabemos que es una estrategia política del PRI-Gobierno de cara a las elecciones del 2018.
No se había visto una crisis tan grave en la procuración de justicia desde hace ya varias décadas, esto además sigue formando parte del lamentable actuar del gobierno de Peña Nieto.
Lo que está pasando con Santiago Nieto deja al descubierto a un gobierno que abusa del poder para debilitar a sus opositores. Fue evidente el ataque directo de todo el aparato de gobierno a quien realizaba una investigación como parte de su trabajo.
En el PAN hacemos votos porque el nuevo titular de la Fepade sea alguien que garantice imparcialidad, respeto a la legalidad y compromiso con la verdad. Pero para lograrlo será indispensable que la sociedad civil organizada esté atenta al proceso de nombramiento del nuevo Fiscal Elector.

 

 

Júnior Arellano Santana, Vicefiscal de Delitos Electorales y del Medio Ambiente

INDEPENDENCIA Y AUTONOMÍA

NO ES TAN IMPORTANTE la elección de los titulares de dichas Instituciones que tarde o temprano se tiene que hacer, sino lo importante es de quien depende su cambio o destitución que para mí se tiene que hacer con el consenso de las tres terceras partes del Congreso y que no dependa de una sola persona para darle una mayor independencia y autonomía, con ello se tendría una mayor credibilidad con la sociedad y no suceda lo que paso con Santiago Nieto Castillo.
Hoy en día la sociedad necesita de una acción que les permita tener confianza no solo en todos los partidos políticos, sino en todo aquello que converge con miras a las elecciones del 2018. La sociedad civil organizada, las universidades, los colegios de profesionistas, los institutos de investigación y las organizaciones no gubernamentales deben involucrarse para promover y proponer en la designación de dichos funcionarios y que cumplan plenalmente con los objetivos por los cuales fuesen nombrados.

 

 

 

Gustavo Cisneros Buenfil, Presidente de Coparmex Mérida

GUERRA DE DESCALIFICACIONES AFECTA A LAS INSTITUCIONES

EL NO HABER realizado los nombramientos antes mencionados le resta credibilidad a nuestro sistema institucional justo en el momento en que más lo necesita.
Como representantes de la sociedad sólo nos queda recordarle a los partidos y autoridades que los requerimientos institucionales del país no pueden depender de los tiempos y pugnas electorales.
Si los actores políticos continúan privilegiando sus intereses partidistas, violando las leyes que ellos mismos crearon, lo único que lograrán es continuar con el deterioro de la vida institucional de México. Los políticos nos están mostrando, una vez más, que no tenemos ni los procesos ni las personas adecuadas para ser responsables de los enormes retos que el país enfrenta en cuanto al Estado de Derecho. Si Los responsables de crear las leyes en nuestro país son los primeros en no respetarlas, ¿cómo pedirle a la sociedad que cumpla con ellas?
La guerra de descalificaciones afecta tanto a los individuos como a las instituciones que representan. Se ha ido un procurador sin dar una explicación concreta de su proceder y se nombró a un sustituto que no cumple con los requisitos de ley para ejercer el cargo. ¿Quién despide a un fiscal con un argumento que no es creíble para gran parte de la sociedad? El Senado se fue de vacaciones en vez de discutir de cara a la nación si el despido era justificado.

 

 

Mauricio Sahuí Rivero, Titular de la Secretaría de Desarrollo Social

LA ACTUAL SITUACIÓN ES DE ALTO IMPACTO

LA COYUNTURA NACIONAL, los tiempos que se aproximan, magnifican el impacto de esta falta de titulares en estas indispensables instituciones. Sin duda, son los tiempos los que terminan por politizar decisiones que en otros momentos serían trámites de extrema importancia y de intenso debate, pero sin incluir el ingrediente que cada seis años flota en el ambiente. Sin duda, la actual situación es de alto impacto.
Las consecuencias, considero, son otro tema y me explico: las instituciones en México son producto de décadas de perfeccionamiento y están construidas para no detenerse salvo en circunstancias extraordinarias. Las instituciones están preparadas para continuar dando resultados aun cuando los titulares no estén en funciones, precisamente porque son mucho más que una persona o un puesto.
El liderazgo es indispensable, pero la institución incluye equipos de trabajo altamente entrenados para seguir dando cauce a cada uno de los procedimientos que se estén llevando a cabo. Consecuencias reales son el retraso en algunos procedimientos, pero no en los resultados que deben esperar de cada una de ellas.
Ésta última es precisamente la razón por la que debemos fomentar que se dejen de politizar, e incluso ideologizar las decisiones que son de interés total para cada uno de los ciudadanos, resolviendo cuanto antes todo aquello que refuerce la certidumbre que debemos tener de cada una de nuestras instituciones.

 

Texto: Redacción/ Esteban Cruz Obando
Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *