Al Penacho de Moctezuma lo encontraron arrumbado en una vitrina

Su origen

No es la corona de Moctezuma; en realidad, es un quetzalapanecayotl o tocado de plumas de quetzalengarzadas en oro, creado por los toltecas para Quetzalcóatl, como símbolo de señorío y guerra.

Arte plumario

Para su elaboración se utilizaron 222 plumas de cuatro especies de aves: macho de cotinga azulejo, espátula plateada rosada, pájaro ardilla y quetzal. Las plumas se montaron sobre dos redes tejidas con fibras de maguey y algodón, que le daban la posibilidad de doblarse o enrollarse. Otras plumas se pegaron con tzauhtli, un adhesivo natural hecho con extractos de orquídeas.

Los artistas

Fue creado en el siglo XVI por los amantecas, que eran los maestros especializados en arte plumario.

¿Cómo es que llegó a Austria?

En 1596 ya formaba parte de la colección del archiduque Fernando II de Tirol. No se sabe con certeza cómo llegó a sus manos. Una de las versiones cuenta que el barco en el que se transportaba rumbo a España —enviado por Hernán Cortés—, pudo ser saqueado por piratas. Se sabe que permaneció 200 años en el Palacio de Ambras, en Innsbruck. En 1878, el naturalista Ferdinand Von Hochstetter lo descubrió arrumbado en una vitrina en el Palacio Belvedere, en Viena. Él mismo realizó la primera restauración: añadió plumas que había perdido y reemplazó piezas de oro por latón. Desafortunadamente, la técnica no fue la ideal, ya que el penacho perdió su forma tridimensional y flexibilidad. Pero sin este trabajo la pieza ya no existiría hoy en día.

¿Regresará a México?

No. La última investigación realizada determinó que el penacho no puede ser movido vía área, marítima o terrestre, debido a que las vibraciones podrían causar daños graves e irreparables a sus materiales orgánicos.

Conservación

Hasta 2010 se mantuvo en una posición de 90° y sujetado con alfileres negros sobre una tela. En la actualidad, el penacho fue inclinado a 22.5° y protegido con una vitrina diseñada para soportar cualquier vibración.

 

Dónde se resguarda

En el Weltmuseum Wien (Museo del Mundo), anteriormente conocido como Museo Etnológico de Viena. El penacho ha permanecido en este sitio desde 1947, después de su último viaje a Zurich, Suiza, para la exposición, Obras Maestras de Austria, que se realizó justo después del término de la Segunda Guerra Mundial. WWW.WELTMUSEUMWIEN.AT

Última restauración

Fue en 2012 cuando un equipo binacional de mexicanos y austriacos trabajó más de dos años, exclusivamente, en deshacerse de las plagas y en reparar las fracturas de las varillas que lo sostienen. Con este trabajo se le añadieron 500 años más de vida al penacho. La restauración total tardó ocho años.

La réplica

Fue realizada por el amanteca Francisco Moctezuma, en 1939. La pieza se exhibe en el Museo Nacional de Antropología.

En números

1.30 metros de altura.

1.78 metros de ancho.

27 varillas dan soporte a las plumas.

1,544 piezas de oro fueron incrustadas originalmente. Posteriormente, algunas piezas fueron reemplazadas por latón para aligerar su peso.

Fuentes: “El penacho de Moctezuma: plumaria del México antiguo”, documental de Jaime Kuri para TV UNAM. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Weltmuseum Wien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *