Industria de ropa, en desventaja

La inflación de casi el 7% en el país, así como el arribo de grandes cadenas de ropa como Zara y H&M presionan a empresas locales de la industria del vestido, al punto de que los pequeños y medianos comercios luchan por sobrevivir. A su vez, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) está promoviendo el patronaje digital para tratar de reducir los costos del sector, informó su presidente Pedro Góngora Medina.
El líder de la industria del vestido indicó que la inflación subió en el 2017 al 6.37%, y en el caso del gas LP, el incremento es del 12%, la peor en años, por lo que considera que el alza en los precios se ha salido de control a nivel macroeconómico, lo que presiona mucho a su sector.
–Ya estamos arriba 6.37%, pero en la industria del vestido tuvimos incrementos de solo el 4.85%. El 1.2 de diferencial en la inflación es muchísimo y habla de la presión que la industria del vestido tiene, pero no podemos aumentar los precios porque nos saldríamos del mercado –comentó.
Del mismo modo, comentó que a nivel nacional y local sigue la incursión de las grandes cadenas internacionales de ropa, en algunos casos con una expansión de 50 empresas en el país, como Zara o H&M, que atacan al sector más popular con precios más accesibles que el de los productores locales.
–Lo que me llama la atención es que estas empresas no hacen la ropa en el estado a pesar que tenemos toda la capacidad, por eso retomamos la idea de crear un cluster de la industria del vestido para poder entrar al mercado, en vista de que estas grandes cadenas internacionales vienen a desplazar a los productores yucatecos –resaltó.
–Tenemos que conseguir la oportunidad de sobrevivir, por lo que en la cámara decidimos aumentar la competitividad, mejorar los procesos mediante la tendencia del patronaje digital para que la productividad aumente tanto en tiempo como en aprovechamiento de la tela –señaló.
Afirmó que con el corte manual el aprovechamiento de la tela es de hasta un 80%, pero con el patronaje digital pueden usar hasta el 90% del insumo, logrando un importante ahorro, porque el tejido representa el 70% en el costo de la prenda.
Sin embargo, el costo del software es de hasta 100 mil dólares, alejándolo de las pequeñas y medianas empresas, por lo que la Canaive pondrá a disposición de sus afiliados 10 computadoras con todo el programa para que cualquiera de ellos pueda usarlas mediante una renta económica y mejorar sus procesos.

 

Texto y fotografías: Roberto Ojeda

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *