Jolie no vio ningún problema en trabajar con Pitt

 

 

 

Cuando en 2014 Angelina Jolie anunció que su tercer largometraje la volvería a reunir frente a las cámaras junto a su entonces aún marido, Brad Pitt, para dar vida a una pareja en crisis que se traslada a un hotel de la costa francesa mientras su relación se derrumba, muchos de sus allegados les advirtieron a ambos de los peligros que podría entrañar “abrir esa puerta” y sacar a la luz sus propios problemas maritales.

Aunque en su momento ellos hicieran oídos sordos a esos consejos y se mudaron a Malta junto a sus seis hijos para arrancar con el proyecto de By the sea, dos años después protagonizaron una de las separaciones más impactantes de Hollywood debido, según explica ahora la actriz en una nueva entrevista, a un desgaste emocional que comenzó precisamente durante aquel rodaje.  “Nos habíamos conocido trabajando juntos y la verdad trabajábamos muy bien como equipo… Y quería que colaboráramos juntos en algo serio. Me pareció que sería una manera muy buena de que nos comunicáramos. En cierto lo modo lo fue, de alguna manera aprendimos cosas nuevas. Pero había una especie de sensación de pesadez durante aquella situación que continuó existiendo, y que no tenía nada que ver con la película”, reveló.

Texto y foto: El Universal

error: