La noche más yucateca de Plaza Carnaval

Miles de espectadores observan las comparsas que se apegan al traje típico. Las mujeres, portando elegantes ternos y los varones, con el traje de mestizo, en el festejo dedicado a Momo.

Con orgullo y elegancia, cientos de parejas mestizas portaron el terno y la filipina en la noche regional del Carnaval, en la que los espectadores observaron comparsas que se apegaron al traje típico, aunque otras eligieron las danzas prehispánicas con elementos modernos como las luces leds en las que hicieron tributo a diferentes cosmovisiones de la milenaria civilización.

Quienes sorprendieron para bien fueron la alcaldesa interina María Fritz Sierra, y la soberana Mosk Marrero “Mosk I”. Ambas usaron ternos con larga trayectoria familiar.

La primera edil vistió un traje que usó su abuela y una prima, mientras Mosk I emitió una convocatoria en sus redes sociales en las que recibió 120 propuesta. La ganadora fue un terno que pasó por tres generaciones en una familia de Chumayel.

Horas antes del desfile, el dios Chaac mandó un presente a Momo: una ligera lluvia que refrescó el recinto ferial.

El desfile se inició con el Ballet Folclórico del Ayuntamiento de Mérida. Sus 60 integrantes bailaron las clásicas jaranas que suenan en las vaquerías como “La Fiesta del pueblo”, “Mujeres que se pintan”, “Nicte-Há”, “Aires del Mayab”, “El degollete”, “Canastas de Halachó”, “Picoteando el bajo”, “Anhelo campesino”, entre otras más.

La muestra de talento continuó con 350 alumnos del Centro Municipal de Danza, quienes toman clases de tap, jazz, danza clásica, contemporánea, española y mexicana.

 

Texto: Irbin Flores Palomino
Fotografías por: Eduardo Puerto y Juliana Sepúlveda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *