Brutal contaminación del agua por sumideros

El titular de la Seduma, Eduardo Batllori Sampedro, asegura que hay que aplicarse en este tema, ya que hay miles de hogares en los que las aguas negras todavía se depositan en sumideros

EL SANEAMIENTO DEL MANTO FREÁTICO se mantiene como el gran pendiente en el territorio yucateco, pues hay miles de hogares en los que las aguas negras todavía se depositan en sumideros, particularmente en el interior del estado, afirmó Eduardo Batllori Sampedro, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

–El tema que hay que seguir trabajando es el de saneamiento, todavía hay una gran cantidad de viviendas que tienen sumideros, principalmente en los pueblos, en donde hay que seguir trabajando en la construcción de plantas residuales en las poblaciones grandes de los municipios y en las zonas rurales instalar baños ecológicos—afirmó el funcionario.

En entrevista con Punto Medio, Batllori Sampedro hizo una radiografía de lo que falta por hacer, luego de dos administraciones en el cargo y a pocos meses que concluya el periodo del gobernador Rolando Zapata Bello.

–Hay municipios en donde solamente utilizan fosas sépticas, por lo que hay que convencer a las autoridades para invertir en las plantas de residuales. Ya tenemos 30 plantas de tratamiento en la zonas urbanas, particularmente en Mérida, tenemos una planta para las aguas de nixtamal y los lodos de fosas sépticas en Mérida, pero todavía falta mucho—aceptó.

Otras acciones, de acuerdo a Batllori Sampedro, es el trabajo que se ha hecho en el saneamiento de cenotes y las más de 300 granjas que han instalado biodigestores, que minimizan la contaminación.

–Otro tema que hay que trabajar es evitar el uso de los agroquímicos en el campo, ya que el nivel de contaminación por este tipo de productos es muy alto. Para ello se tiene que promover y fomentar la producción orgánica de frutas y verduras; así como ciclos pastoriles, para minimizar el impacto en la desforestación, lo que mantendrá los macizos forestales en mejor estado de conservación y, por ende, el hábitat de vida silvestre—aseguró.

En estos años en el cargo, ya casi 11, se ha dado los primeros pasos para proteger el manto freático, ya que se tiene la más grande reserva de agua en el Sureste de México.

Esteban Cruz Obando
Fotografías: Esteban Cruz / Cortesía

error: