Marte alberga varios sitios ricos en agua helada

Un grupo de científicos ha identificado varios lugares en Marte en los que la erosión está dejando expuestos depósitos de agua helada, que comienzan entre uno y dos metros debajo de la superficie y que se extienden a profundidades que pueden superar los cien metros, según publica Science.

En Marte ya se han identificado lugares en los que existe hielo de agua -debido a las bajas temperaturas en este planeta, también se puede helar el dióxido de carbono- pero aún quedan muchas preguntas por responder sobre las capas que los forman, el grosor, su pureza y extensión.

Un estudio encabezado por Colin Dundas, del estadounidense Centro de Ciencias Astrogeológicas, ha empleado datos de la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter para localizar ocho puntos donde la erosión ha creado pendientes escarpadas orientadas a los polos que dejan “a la vista importantes cantidades de hielo” bajo la superficie.

El análisis de esos lugares revela que las fracturas y ángulos empinados indican que el hielo está fuertemente unido, así como que las bandas y variaciones de color “sugieren que el hielo contiene capas definidas, lo que podría emplearse para comprender los cambios que ha experimentado el clima de Marte a lo largo del tiempo”.

Los autores del estudio considera que, puesto que hay pocos cráteres en los lugares estudiados, el hielo “debió formarse hace relativamente poco tiempo”.

Además, algunas imágenes tomadas durante tres años marcianos revelan la existencia de grandes fragmentos de roca que cayeron del hielo al ser erosionado, lo que ha llevado a los investigadores a suponer que la superficie helada retrocede un par de milímetros cada verano.

Los científicos consideran que es probable que el hielo cercano a la superficie sea incluso más extenso de lo detectado en este estudio, el cual podría ser una útil fuente de agua para futuras misiones a Marte.

Expolora la galaxia. Por otro lado, una nueva visualización con datos del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y otros telescopios, proporciona un viaje virtual en 360 grados al centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Este proyecto permite a los espectadores controlar su propia exploración del fascinante entorno de estrellas volátiles masivas y la poderosa gravedad alrededor del agujero negro monstruo que se encuentra en la Vía Láctea.

La Tierra se encuentra a unos 26 mil años luz del centro de la galaxia. Si bien los humanos no pueden viajar físicamente allí, los científicos han podido estudiar esta región mediante el uso de datos de poderosos telescopios que pueden detectar la luz en una variedad de formas, incluidos los rayos X y la luz infrarroja.

Desde el punto de vista del agujero negro supermasivo de la Vía Láctea, Sagitario A, el espectador puede ver alrededor de 25 estrellas Wolf-Rayet (objetos blancos centelleantes) mientras expulsan continuamente vientos estelares (escala de color negro a rojo a amarillo). Estos vientos chocan entre sí, y luego parte de este material (manchas amarillas) gira en espiral hacia Sagitario A. La película muestra dos simulaciones, cada una de las cuales comienza alrededor de 350 años en el pasado y abarca 500 años.

 

Texto: El Universal

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: