Noche cubana desborda alegría en vallisoletanos

Cerca de dos mil personas se acercan al palacio municipal para vivir esa tradicional fiesta, en medio de un ambiente carnavalesco y de algarabía.

VALLADOLID.– Unas dos mil personas se reunieron en los bajos del palacio municipal para disfrutar de la tan esperada “Noche cubana”, que cautivo a los locales y turistas, quienes se deleitaron con la música caribeña que inundo el ambiente, explicó la alcaldesa de Valladolid, Alpha Tavera Escalante.

La noche del domingo, los asistentes disfrutaron del colorido de los trajes y el brillo de las lentejuelas. Cientos de ciudadanos sacaron todo su estrés y se olvidaron de sus problemas por unas horas para corear las canciones que se interpretaron en el tradicional evento.

“Durante el festejo, la alcaldesa, Alpha Tavera Escalante, coronó a los reyes del espectáculo, David Ortega y Vanessa Arias; ellos en compañía de la presidenta municipal le dieron tres vueltas al parque principal para repartir collares y vasos personalizados con las siglas de este festejo”, manifestó Alicia Martínez, vocera oficial del Ayuntamiento de Valladolid.

Las comparsas arribaron hasta el centro de la ciudad para participar en el recorrido alrededor del parque al ritmo de los grupos musicales, y los DJ’s contagiaron con su chispa y alegría a los presentes en el desfile.

Como ya es costumbre, diversos grupos de ciudadanos llegaron pintados con carbón caracterizados de “negros”, de hecho, muchos de ellos participan cada año acompañados de familiares y amigos.

En la celebración se observó que muchos extranjeros quedaron impresionados al ver cómo se disfruta del evento; algunos de ellos aprovecharon la ocasión para tomarse fotos con los negros, ya que es algo que no pueden ver a diario.

La participación ciudadana no se pudo percibir únicamente en los espectadores, ya que algunas familias llegaron con disfraces y se sumaron al recorrido de las comparsas, algunos grupos se ataviaron con disfraces de luchadores, de la época de los 80 o con pelucas moradas.

 

Texto y fotos: Edmundo Hernández

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: