EL RELOJ DEL PALACIO MUNICIPAL, EN EL ABANDONO

LA ESCASEZ de recursos en la actual administración municipal ha llegado hasta lo más alto del Palacio Municipal: el reloj del viejo edificio.
Con varios meses en el abandono, pues desde entonces no ha recibido una atención integral, el reloj del Palacio Municipal se encuentra nuevamente atrasado y ya no cuenta con las funciones que antes ofrecía, como son las melodías y las manecillas con iluminación tipo LED.
Cabe destacar que dicha maquinaria indica la hora a los visitantes y a los progreseños, y es un atractivo pues muchos turistas se detienen a tomarle fotografías pero ya se han dado cuenta que el reloj no funciona correctamente.
La última vez que se le atendió en forma fue en la administración de María Ester Alonzo cuando se le encargó a la empresa Relojes Monumentales, que instalaran una maquinaria digital y manecillas tipo LED. Además de instalar una variedad de canciones que se escuchaban de día y de noche.
Sin embargo, con el paso de los años, el equipo se ha ido deteriorando y en varias ocasiones el reloj deja de funcionar y a la fecha no cuenta con la hora exacta. En tiempos pasados, funcionaba con sistema mecánico y usaba tres campanas de bronce que se escuchaban a varias cuadras de distancia.
Familias del puerto opinaron que deberían remodelar el reloj para que las nuevas generaciones lo conozcan, pues ahora no parecen darle importancia ya que no funciona como debería.
El reloj municipal fue inaugurado en el año de 1889 tras cinco años de que se empezara a edificar dicho inmueble.
Texto y foto: José Luis Chavarría

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: