Se deteriora sin remedio la imagen de Celestún

 

DOS MALESTARES QUE LOS CIUDADANOS DE CELESTÚN y visitantes han externado en Facebook son las calles deterioradas y la nula limpieza en el puerto. Sobre los problemas, el alcalde Leonel Rosado Mena señaló que los recursos recibidos del Ramo 33 son insuficientes, pues sólo el 15% está destinado para reparar calles y el restante para otras obras y programas.

Sandy Andrade, mediante su perfil de Facebook, expuso lo siguiente:

–Esperé encontrar el puerto de Celestún bello, en esta visita que tuvimos, pero es una decepción entrar y desde la avenida Principal ver baches y un mundo de basura. No vi ningún camión de basura, dos patrullas cuando mucho para todo el lugar. En mi niñez, recuerdo, los autobuses llenos de turistas extranjeros con el centro y las playas llenas. Una tristeza ver flamencos en medio de los charcos con basura y contaminación. De las calles del puerto, ni hablar. Hay más huecos que pavimento (sic) –señaló.

Al respecto, el primer edil aceptó que la gente ha externado su malestar por las condiciones de la principal avenida y otras calles del municipio costero.

–Lo sabemos, no lo ignoramos. Yo recorro las calles, me siento impotente cuando veo vialidades en malas condiciones. El problema principal es el recurso, no hay dinero. Del Ramo 33, el 70% lo tenemos que invertir en viviendas y el 15% en calles –comentó sin precisar a dónde van el 15% restante.

De los 3.4 millones de pesos que recibe el Ayuntamiento, $500 mil se destinan para la construcción de vialidades. Por las condiciones del puerto, que se ubica en un Área Nacional Protegida, Rosado Mena mencionó: “no sólo es reparar por hacerlo, hay que invertir en calles petrolizadas.

–Estamos metiendo proyectos, sabemos las necesidades. Sería algo magnífico y maravilloso poder reparar bien la entrada, hacerles sus camellones a todas las avenidas (sólo tres hay en la localidad). Es un pueblo que, desafortunadamente, las condiciones que están seguimos haciendo remedios. Componemos en un lado, se rompe en otro –expuso.

El empresario pesquero responsabilizó a las lluvias de los baches que aparecieron en las vías. –En Celestún, que es un lugar con mucha arena, las calles se desbaratan rápido. En las ciudades y los pueblos duran más las calles porque tienen bases de piedra natural. En el puerto, hacer una vialidad cuesta el doble que en un pueblo. Eso hace que los recursos no nos den (sic) –explicó.

Al ser cuestionado sobre los tiraderos al aire libre en el municipio, comentó que no sólo es un problema de imagen, sino de salud pública.

–Es algo que luchamos desde años atrás con vicios, que se convirtieron en costumbre (rellenar con desechos los charcos). En las escuelas, a los niños, se les inculca que sean ellos quienes promotores del cuidado del medio ambiente –dijo.

Con el objetivo de combatir los basureros clandestinos, la Comuna invirtió $280 mil en una camioneta para recolectar desechos con lo que se podrá dar buen servicio a los habitantes de la localidad.

Texto y fotografías: Irbin Flores Palomino

error: