Laguna de Bacalar continúa afectada; buscan recuperar su color natural

Luego de meses de que las intensas lluvias de junio de 2019 afectaran la Laguna de Bacalar, especialistas ambientales externos ya analizan el entorno para determinar cuánto tiempo más se esperará para que este atractivo recupere sus colores azules característicos, que se tornaron café por los escurrimientos de sedimentos a raíz del temporal.

De acuerdo con los primeros resultados que obtuvieron los oceanógrafos e ingenieros ambientales, en el sitio se detectó la presencia de un sedimento café que la laguna encapsula por medio del verdín y afecta la zona de manglares que, al no recibir los rayos de sol, se comenzaron a pudrir.

La labor de los expertos se ha visto afectada, ya que, a consecuencia de la pandemia, los laboratorios se encuentran cerrados por lo que los investigadores de universidades de la Ciudad de México, San Luis Potosí y Campeche han visto retrasados sus trabajos para determinar el tipo de contaminación que existe en la laguna.

Ante las dificultades que enfrentan, y a la espera de los resultados de laboratorio, los especialistas se han dado a la tarea de reproducir en forma manual botines de manglar para iniciar la repoblación una vez que se determine la factibilidad del proceso de extracción del sedimento que aún permanece en el cuerpo de la laguna, explicó David Martínez, involucrado en el proceso de saneamiento de la Laguna de Bacalar.

Martínez indicó que hay propuestas de investigadores del Colegio de la Frontera Sur para iniciar trabajos de dragado con maquinaria a lo que se han opuesto por el impacto ambiental en la laguna.

En forma manual, habitantes de la zona y empresarios realizan trabajos de limpieza mientras avanza el proceso de recuperación de mangles para repoblar la zona afectada por la sedimentación.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *