No estamos contentos con China, insiste Trump

El presidente estadunidense asegura que Pekín podría haber detenido el brote de coronavirus antes de que se propague a nivel internacional.

El presidente de EU, Donald Trump, aseguró ayer que China podría haber detenido el brote de coronavirus antes de que se propague a nivel internacional. “Creemos que podría haberse detenido en la fuente. Podría haberse detenido rápidamente y no se habría extendido por todo el mundo”, señaló.
Asimismo, el mandatario anunció que su Administración está llevando a cabo investigaciones sobre lo que sucedió. “Estamos haciendo serias investigaciones… No estamos contentos con China”, dijo Trump en una conferencia de prensa de la Casa Blanca, informó Reuters.
Por otra parte, el presidente informó que pronto se reabrirán los centros educativos a medida que los estados del país inicien el desbloqueo impuesto para desacelerar el avance de la pandemia. “Creo que verán muchas escuelas abiertas, incluso si es por muy poco tiempo”, agregó.

En EU ya van al cine, pese a advertencias sanitarias.

Georgia comenzó ayer a permitir las cenas en restaurantes y la proyección de películas en cines, mientras más estados de Estados Unidos, desde Minnesota hasta Mississippi, suavizaban las restricciones frente al coronavirus, pese a las advertencias de expertos en salud.
Deseosos de revitalizar sus maltratadas economías, Colorado, Montana y Tennessee también estaban dispuestas a permitir la reapertura de algunos negocios.
Alaska, Oklahoma y Carolina del Sur, junto con Georgia, ya habían dado el paso tras semanas de confinamientos obligatorios que dejaron sin trabajo a millones de estadunidenses.
En Nueva York y Nueva Jersey, los estados más afectados y parte de una región metropolitana de unas 32 millones de personas, los gobernadores señalaron que faltaban semanas para tener siquiera una apertura limitada del comercio.
El presidente Donald Trump y algunos funcionarios locales criticaron al gobernador de Georgia, Brian Kemp, por las medidas que permitieron que restaurantes y teatros abran sus puertas, tal como habían hecho la semana pasada peluquerías y salones de tatuajes.
Los cierres de empresas han llevado a un récord de 26.5 millones de estadunidenses a solicitar ayuda por desempleo desde mediados de marzo, con pronósticos del gobierno de Trump de que la tasa de desocupación probablemente haya subido al 16% o más en abril.
Las autoridades de salud pública advierten que el aumento de las interacciones humanas y de la actividad económica puede provocar una nueva oleada de infecciones, pese a que las medidas de distanciamiento social parecen estar controlando los casos de coronavirus. El número de infecciones conocidas en EU superó las 970 mil y las muertes por Covid-19, superaron las 55 mil, según Reuters.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *