A 20 años del despegue de Bluetooth

El comienzo oficial de esta tecnología inalámbrica fue en 1998, cuando cinco empresas se agruparon para desarrollarla, pero su difusión masiva comenzó en 2000-2001, cuando se comercializó, aplicándose a auriculares, teléfonos móviles, portátiles, ordenadores, impresoras y manos libres de automóviles

La tecnología Bluetooth  y sus especificaciones técnicas (estándar o protocolo tecnológico), que permiten la comunicación y la transmisión inalámbrica de voz y datos entre dispositivos electrónicos mediante un enlace por radiofrecuencia,  tiene en sus orígenes varias fechas clave que marcaron un antes y un después, en el despegue y popularidad de este sistema.

En 1998 se formó un consorcio de empresas de telefonía móvil, informática y electrónica para llevar al mercado de consumo este sistema inalámbrico, que comenzó a comercializarse en 2000 y en 2001 inició un vertiginoso despegue que condujo a que, en los primeros 10 años de vigencia de este sistema, se despacharan casi 2,000 millones de productos habilitados para Bluetooth.

La tecnología inalámbrica Bluetooth, así llamada por Harald I Bluetooth, el rey danés del siglo X que unificó Dinamarca y Noruega, fue desarrollada a finales de la década de 1990 para permitir que una amplia gama de dispositivos funcionasen juntos y pronto alcanzó una popularidad masiva en la electrónica de consumo, según la Enciclopedia Británica (EB).

ORIGEN DE LA CONECTIVIDAD SIN CABLES

En 1998, el fabricante sueco de teléfonos móviles Ericsson, impulsó un consorcio de compañías de informática y electrónica para lanzar una tecnología que habían estado desarrollando durante varios años, para liberar a las computadoras, teléfonos, asistentes digitales personales (PDAs) y otros dispositivos de los cables necesarios para transferir datos entre sí.

Ericsson, que había sentado las bases para una tecnología de radio de corto alcance para auriculares inalámbricos, formó, junto con IBM, Intel, Nokia y Toshiba, el consorcio Bluetooth SIG (Special Interest Group) formalizando la creación de un  reemplazo para el cable utilizado para comunicar voz y datos entre aparatos electrónicos, según el SIG (www.bluetooth.com).

Uno de los objetivos fundamentales de este grupo era garantizar la estandarización e interoperabilidad de esta nueva tecnología de radio de corto alcance para respaldar la conectividad y la colaboración entre diferentes productos e industrias.

Respecto de la denominación del sistema, el SIG informa que en una reunión preparatoria de este consorcio,  Jim Kardach, de Intel, sugirió Bluetooth como nombre de código temporal, diciendo que “el rey Harald ‘Bluetooth’ Gormsson fue famoso por unir a Escandinavia, tal como pretendemos unir las industrias de PCs y celulares con un enlace inalámbrico de corto alcance”.

Este nombre se popularizó y se extendió convirtiéndose en sinónimo de tecnología inalámbrica de corto alcance.

El nuevo protocolo tecnológico impulsado por el SIG en 1998 estaba destinado a operar en frecuencias de radio, en vez del espectro infrarrojo usado por los controles remotos tradicionales, por lo que los dispositivos no tendrían que mantener una línea de visión, el uno con el otro, para poder comunicarse sin cables.

Otras de las características clave que le depararon una popularidad masiva fueron su bajo consumo de energía, lo que permitió un funcionamiento sencillo de la batería, y su costo relativamente bajo, según la EB.

Añade esta fuente que el consorcio Bluetooth SIG lanzó las especificaciones de Bluetooth 1.0 en 1999, tras un período en el que parecía que el protocolo IEEE 802.11b, o Wi-Fi, más costoso pero más rápido, podría tornar obsoleto al Bluetooth, tras lo cual esta tecnología comenzó a ganar terreno en el mercado.

COMIENZA EL DESPEGUE  INALÁMBRICO

La tecnología se aplicó por primera vez en 2000 en teléfonos móviles y computadoras de escritorio, y se extendió a impresoras y computadoras portátiles (laptops) en 2001, según la EB.

En el 2000 también se comercializaron los primeros auriculares (headsets) con Bluetooth, según el sitio especializado en tecnología Bluetooth Studio, BS ( https://bluetoothstudio.com).

Esta tecnología se extendió rápidamente, siendo 2001 un año revolucionario en su historia, con la introducción de la primera impresora, la primera computadora portátil y el primer kit de “manos libres” para automóvil, equipados con este sistema inalámbrico, llevando las cosas a un nivel nuevo, según BS.

En 2002 el sistema llegó a los receptores GPS,  teclados y ratones informáticos y cámaras digitales; en 2003 se extendió a los dispositivos médicos y reproductores MP3; en 2006 se aplicó a marcos de fotos y relojes digitales y gafas de sol con audio; y en 2012 se aplicó a las tabletas electrónicas de bajo consumo, lanzándose a lo largo de los años nuevas versiones ampliadas y perfeccionadas de esta tecnología, según esta fuente.     

Para mediados de esa década, los auriculares Bluetooth para teléfonos móviles eran casi omnipresentes y la tecnología se estaba incorporando a televisores y muchos otros productos de consumo, según la Enciclopedia Británica.

Concebida originalmente como una alternativa inalámbrica a los cables de datos RS-232, la tecnología Bluetooth se ha convertido en el estándar mundial para la conectividad inalámbrica de corto alcance y baja potencia, según el SIG, que celebró en 2018 su vigésimo aniversario bajo el lema ‘20 Years of Blue’.

Destacan que ahora esta tecnología permite múltiples formas de conexión, desde un simple ‘punto a punto’, hasta la introducción de la denominadas redes de malla o ‘mesh networking’, es decir redes con todos sus nodos interconectados que permiten a decenas, cientos o miles de dispositivos comunicarse entre sí.

A finales del primer año de su creación, más de 4,000 empresas se habían inscrito en el Bluetooth SIG, y actualmente hay más de 33,000 compañías que son miembros de este consorcio.

En 2000, cuando se comercializó por primera vez la tecnología Bluetooth, cada año se despachaban alrededor de 800,000 dispositivos habilitados para Bluetooth, y hoy en día, se envían más de 10 millones de dispositivos a diario, según el SIG.

“Mirando hacia atrás, Bluetooth fue una combinación notable de tecnología y marketing técnico y, posiblemente, uno de los desarrollos más rápidos de un estándar de creación global, desde la idea hasta el despliegue comercial”, según Glen Collinson, cofundador de Cambridge Silicon Radio, pionera en Bluetooth.

“Bluetooth no es solo una tecnología, sino también una comunidad de empresas  que  siguen impulsando la innovación y colaboran para hacer avanzar continuamente la tecnología”, señaló Mark Powell, director de Bluetooth SIG, con sede Kirkland (Washington, Estados Unidos).

“Más de 2,300 personas involucradas en más de 15 grupos de trabajo continúan brindando nuevas capacidades, como las mejoras recientes de velocidad, alcance y transmisión de datos añadidas en la versión 5, y acelerando nuevos mercados como el de los edificios e industrias inteligentes”, recalcó.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *