A dos años de la tragedia

Por César Espadas

En algún momento, ¿te has maginado como sería enterarte que en un accidente fallecieron casi todos los jugadores de tu club favorito? El sueño estaba a punto de consumarse, el modesto club brasileño Chapecoense volaba rumbo a Medellín para disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana 2016 ante el Atlético Nacional, pero, a 5 minutos de la pista de aterrizaje, un accidente terminó de golpe con toda esta historia de ensueño y con la vida de 71 personas de las 77 que estaban en el avión que se estrelló, incluyendo 19 jugadores, directivos, periodistas y personal de la aerolínea. Esta semana se cumplieron 2 años de la tragedia que conmovió al mundo entero.

Fundado en 1973, el “Chape” apenas en 2014 regresó, tras veinte años, a la primera división de Brasil. Sin duda, 2016 estaba siendo su mejor año futbolístico y en su camino a la final eliminó a equipos con tradición como San Lorenzo e Independiente. De manera póstuma, fue declarado Campeón del torneo.

En 2017 la Federación Brasileña le ofreció la permanencia en primera división por dos años, el Chape lo rechaza y consigue mantener la categoría con méritos propios. Este año, ha sido difícil en lo deportivo, ya que el club libra una batalla para evitar descender, al mismo tiempo que las familias de las victimas siguen en espera de la indemnización correspondiente por parte de la aseguradora de la aerolínea.

“Sin grandes nombres pero con mucho corazón”, es el lema del Chapecoense. Un equipo que vivirá eternamente en la memoria del fútbol y del que nunca sabremos el desenlace de aquel cuento de hadas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *