“A lo mejor ella ni siquiera conoció el proyecto original”: Renán Barrera a Angélica Araujo

Hasta diciembre se sabrá cuál es el destino del paso deprimido

Después de que la ex alcaldesa Angélica Araujo Lara declaró que el tema de las inundaciones en el Paso a Desnivel, obra construida en su administración, no se deben a que la obra fuera mal hecha, sino a la falta de capacidad de la administración municipal para darle mantenimiento, el alcalde Renán Barrera Concha, dedicó unos momentos a contestar dichas declaraciones, y consideró que la priista no está informada de lo que sucede con esa obra que reiteró, fue mal diseñada y mal construida.

“A lo mejor ella ni siquiera conoció el proyecto original y por eso desconoce el asunto”, dijo el actual presidente municipal quien recalcó que producto de los errores con que fue construido el paso a desnivel, una obra relativamente nueva, ha presentado numerosos problemas que se han atendido por las siguientes administraciones.

“Primero fue el tema de las rejillas que cuando pasábamos sentíamos que igual y no salíamos de allá, que se compuso durante mi primera administración, luego tuvimos este tema de las inundaciones con una falta de capacidad de las bombas, comparamos más bombas, cambiamos las instalaciones eléctricas que por cierto, estaban en la parte subterránea y que a la primera inundación hacia corto circuito con todos los cables”, dijo el munícipe quien aseguró que se trabaja para buscar la manera de que cueste menos y que se repare a la mayor brevedad posible.

Recordó que se está terminando el análisis correspondiente, pero recalcó que lo primero será garantizar la seguridad de quienes transiten por el lugar.

“No solamente se trata del tema del desagüe ya debe también medir el daño que ha sufrido la estructura en sus paredes, que también pueden tener algún tipo de filtración y que puede representar un riesgo”, detalló.

Barrera Concha también comentó que dentro de las alternativas está la reparación pero si esto es altamente costoso, o inseguro a pesar de la reparación, también se considera la clausura de esta vialidad.

En los próximos diez días se conocerá el dictamen final que será explicado de manera técnica y desde el punto de vista financiero, respecto a las implicaciones que se tendrían con una u otra opción.

El alcalde dijo que en estos momentos no se cuenta con dinero para invertir en la reparación o clausura, por lo que la tercera opción es que se quede como está. Sin embargo adelanto que ya se estableció una coordinación con las distintas áreas de la administración municipal y que se está platicando del tema con el Gobierno del Estado para atender el tema.

Mientras tanto, el caos vial está un tanto controlado porque no hay clases, de los contrario, sería intransitable porque solo están en funcionamiento dos carriles en la superficie, cuando antes de la polémica obra había tres.

“Esperaremos a tener un poco más de información que nos permita tomar una decisión objetiva”, puntualizó el munícipe.

Texto de Manuel Pool

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *