Aceptan medidas de reactivación

Miembros del gremio esperaban flexibilidad en el horario de apertura durante los fines de semana; no obstante, confían en que pronto se avance más

Tras el anuncio de modificaciones en las medidas establecidas para evitar contagios de coronavirus en la entidad, debido al cambio del semáforo a amarillo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) delegación Yucatán, Roberto G. Cantón Barros, declaró que los restauranteros querían mayor apertura en horarios de fines de semana; sin embargo aceptó que las medidas son positivas y espera que pronto avancen aún más.

“Se creó una gran expectativa en torno al cambio de semáforo y con esto muchos restauranteros esperábamos mayor apertura en los horarios, principalmente los fines de semana que es cuando la gente más sale; sin embargo, creemos que estas nuevas medidas son positivas y seguramente en poco tiempo se avanzará aún más”, sentenció G. Cantón Barros.

Por su parte, el Gobierno del Estado declaró a través de un comunicado que los restaurantes podrán incrementar su aforo al 75% de su capacidad y estar abiertos hasta las 12 de la noche, aunque estas flexibilidades solamente podrán realizarse entre semana de domingo a miércoles.

Cabe recordar que el aforo en los restaurantes durante el semáforo naranja era del 50%, por lo que hubo un avance del 25% con respecto a la capacidad de comensales que pueden admitir los restaurantes al interior de sus instalaciones, además, el horario de servicio era hasta las 10:30 de la noche para que los trabajadores puedan transportarse a sus hogares, antes del “toque de queda” a las 11:30 pm.

De igual manera, los cines y teatros podrán incrementar su aforo del 30% a un 50% de su capacidad, todo lo anterior a partir del lunes 26 de abril que entra en vigor oficialmente el semáforo amarillo declarado por la Secretaría de Salud.

Asimismo, el presidente local de la Canirac mencionó que durante los primeros cuatro días de la semana, los restaurantes tendrán la posibilidad de contar con música instrumental en vivo, siempre y cuando no incluyan vocalistas ni instrumentos musicales de viento en espacios cerrados, esto para evitar lo más posible que dichos sitios representen un riesgo de contagio.

Roberto G. Cantón consideró que todas la nuevas medidas son positivas para los restauranteros, pues implican mejorar en varios aspectos que desde hace tiempo el sector empresarial estuvo pidiendo; no obstante, esperaban más flexibilidades pues no se incluyeron los fines de semana que son jueves, viernes y sábado, cuando la gente tiene mayor posibilidad de salir.

Cabe señalar que incluso previo al anuncio del gobernador Mauricio Vila Dosal, sobre la posibilidad de pasar a semáforo amarillo, el sector productivo se había mostrado más esperanzado en cuanto al panorama que tomaba Yucatán en los siguientes meses respecto a la pandemia, de acuerdo con un comunicado de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur), cuyo presidente es Iván Rodríguez Gasque.

Dicho dirigente consideró que en el segundo semestre del año habría mayor dinámica económica gracias al reinicio de las actividades no empresariales, y al mayor aforo permitido para las actividades del sector turístico, económico y de servicios.

También mencionó que un gran condicionante para que la reactivación económica siga avanzando y por ende el semáforo epidemiológico se acerque cada día más a la luz verde, es que el plan de vacunación continúe con el buen ritmo que ha tenido en Yucatán, además de no bajar la guardia y seguir cuidándose cumpliendo las medidas sanitarias establecidas por la autoridad sanitaria.

En este sentido, Roberto G. Cantón destacó que la Canirac seguirá impulsando las buenas prácticas en el manejo e implementación de protocolos sanitarios, para que la recuperación económica continúe avanzando, además recalcó que lo han logrado gracias al trabajo en conjunto entre gobierno, industria privada y ciudadanía.

Por último, no está de más hacer un recuento de los cambios que ha tenido el semáforo desde principios de la pandemia cuando Yucatán estaba en rojo y todo permanecía cerrado, luego en junio en medio de polémica debido a que el semáforo estatal y nacional no coincidían, la entidad pasó al color naranja el 8 de junio, y finalmente, casi diez meses después, el semáforo llegó a amarillo.

Texto: Diego Cervantes

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *