Across The Stars. Primera Parte

Por Juan Esteban Méndez

Mae govannen, estimados lectores, podría dedicar esta columna a parejas inolvidables del cine por el día de hoy, pero mejor me centraré en un dúo que ha despertado interés en el fandom de Star Wars y estamos hablando de Kylo Ren (Ben Solo) y Rey.

Conocimos por primera vez a Kylo, el hijo extraviado de Han y Leia, y a Rey, una simple chatarrera de Jakku, en El Despertar de la Fuerza. Desde que sus caminos se encontraron, su relación ha sido tan compleja como arquetípica, y tan amada por un lado del fandom como odiada por el otro. Y sí, a simple vista, es tan solo una relación típica de heroína vs villano, luz contra oscuridad; sin embargo, hay mucho que se esconde bajo la superficie.

Durante Los Últimos Jedi nos enteramos que algo une a estos dos, más que la mera casualidad: una conexión a través de la fuerza que les permite no solo verse a galaxias de distancia, sino a hablarse, tocarse, incluso ver en los pensamientos y sentimientos más profundos del otro, una verdadera sinergia emocional y sensorial, lo que en situaciones prácticas sería el opus magnum de la vinculación humana perfecta.

Gracias a esto, Rey logra ver que todavía existe luz en Kylo Ren -una luz llamada Ben Solo- y Kylo por su parte conoce la profunda oscuridad de la que Rey proviene. Ambos descubren que no son luz u oscuridad, sino que son un compuesto de ambos que busca arduamente un orden, una razón: un balance.

En la mitología griega, el mito del dios Eros que se une con la mortal Psique se usaba para explicar y enseñar acerca de cómo el ser humano no es solo cuerpo ni solo alma, sino que es algo mucho más complejo que no meramente necesita de ambas, de hecho, que es ambas.

Siguiendo esa línea, podría argumentar que Kylo Ren y Rey son un Eros y Psique modernos, que en vez de simbolizar la unión del cuerpo y el alma, representan la del bien y el mal. Sin embargo, continuaremos este complejo camino en la columna de la siguiente semana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *