Acuaparque del Oriente continúa bajo el agua

Brigadas de la SSY mantienen bajo control larvas y moscos adultos en esta zona, con acciones como nebulización

A cinco meses de que la capital yucateca fue azotada por tres tormentas tropicales y dos huracanes, el Acuaparque, ubicado en el Oriente de la ciudad, mantiene niveles de agua de más de dos metros por encima de lo normal.

Ante esta situación, y para evitar la proliferación de mosquitos, cada 15 días personal de salud estatal recorre el lugar y hasta hace equilibrios para bajar a zonas específicas para aplicar larvicida directamente al agua, lo que no afecta a los peces que abundan en el lugar, a la vez de que se nebuliza para controlar tanto larvas como al mosco adulto.

La misma operación se realiza en otros parques que se encuentran en la misma situación, como son el Ecológico del Poniente, el Hundido de San José Tecoh y el de Brisas, así como el Pedro Infante de la colonia Sambulá.

En breve recorrido por el Acuaparque, ubicado en la zona de Vergel, el equipo de Peninsular Punto Medio presenció cómo personal del Ayuntamiento de Mérida se encargaba de limpiar las áreas de piscinas y chapoteaderos.

Según explican especialistas como el ingeniero Juan Vazquez Montalvo, tras las lluvias atípicas del año pasado se llegó a tener espacios con una profundidad de 5.20 metros, y a la fecha, cinco meses después, solo ha disminuido un metro con sesenta centímetros, esto debido a que se mantiene la saturación en el manto freático.

Esto se puede apreciar en especial en el área de la cancha de fútbol, cuyas porterías sobresalen del agua, lo mismo que un puente que enlazaba con una pequeña isleta.

El lugar está cerrado a los visitantes, que se limitan a acercarse para alimentar a la fauna silvestre.

Texto y foto: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *