Adolescentes, dependientes de la tecnología

Los padres de los adolescentes de estos tiempos no deben olvidar que se vive la etapa de las tecnologías, principalmente por los juegos en los celulares y las redes sociales, por lo que la convivencia con sus hijos debe ser diferente, partiendo, siempre, de que todos cumplan las reglas.

En el marco del taller de un día “Conócete, crece, diviértete: aprende a través de los valores”, dirigido a jóvenes de entre 10 y 16 años, y organizado por la Asociación Nacional Pro Superación Personal (Anspac) en Yucatán, la psicóloga Rocío del Carmen Matus Ceballos dijo que la etapa de la adolescencia es de cambios bruscos, tanto en la mente como en lo físico, por lo que los padres debemos saber lidiar con los hijos.

-Es importante que como padres comprendamos el tiempo que viven los jóvenes en su etapa de adolescencia. Vivimos en una sociedad dominada por la tecnología, por las redes sociales, nos quejamos que no hay valores y respeto, que a dónde van los adolescentes y la pregunta es qué aportamos como padres de familia—dijo la entrevistada.

Señalo que como padres tenemos que impulsar el respeto, pues es en la casa donde se enseña a los hijos a respetar.

El taller fue como una “probadita” del programa Anspac Jóvenes, que comenzará a aplicar esta organización, que tiene más de 30 años de colaborar en la formación de jóvenes, mujeres y hombres en la entidad.

–Lo que queremos es promover los valores familiares entre los niños y jóvenes, por eso hemos realizado este taller, para que los padres de familia sepan a dónde acudir, bien por ayuda o para que sus hijos reciban un mensaje de apoyo en una de las edades más complicadas de la vida—afirmó la presidenta de Anspac Yucatán, Ana Mónica Sánchez Meraz, quien estuvo acompañada por la señora Luz María Valero de Buenfil, responsable del Programa Jóvenes.

La directiva agregó que el Programa Jóvenes de la Anspac tiene como finalidad inculcar en los adolescentes los valores como autoconocimiento, inteligencia y voluntad, buenas actitudes, nutrición, salud, bienestar, resiliencia, la libertad, saber escuchar y las metas en sus vidas.

En caso de reunir la cantidad suficiente de niños y jóvenes, el curso normal se abrirá en este mismo mes, por las tardes, en la sede de Anspac, en la calle 19 No. 123 por 4 Diagonal, fraccionamiento Montecristo, explicó doña Luz María.

Texto: Esteban Cruz Obando
Foto: Luis Payán

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *