Chefs especializados cuidarán la salud de agentes de la SSP

El gobernador Mauricio Vila Dosal inaugura las instalaciones  del nuevo espacio de la Secretaría, que ofrece un confortable servicio

Para cuidar de la buena alimentación de sus elementos y del público en general que acuda al nuevo comedor con el que cuenta el edificio central de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), un equipo de chefs se encarga de preparar de una manera sana y balanceada los alimentos que se sirven, cuidando que no tengan excesos de sal o de azúcar.

El viernes, el gobernador Mauricio Vila Dosal inauguró dichas instalaciones en las que, con una inversión de 8 millones 347 mil 315 pesos, se le dio un completo cambio a la fisonomía del lugar, a tal grado que quienes le acompañaron no dejaron de comentar que su aspecto es el de un restaurante, similar al de un hotel de lujo.

La capacidad es para 200 comensales, que dispondrán de 30 mesas de madera de 90 por 90 centímetros y otras 11 alargadas de tipo cafetería en un salón climatizado, que además cuenta con un anexo que, explicó el comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, se utilizará para realizar ceremonias o reuniones de capacitación, en las que por el número de participantes no se requiera de hacer uso del auditorio.

Para ingresar al nuevo comedor se requiere la revisión de la temperatura corporal y la aplicación de gel antibacterial, proceso que se realiza de manera automática con equipo especializado, para después acceder a la barra que atiende personal debidamente uniformado para su labor.

Cabe destacar que el costo de la ración de comida en este comedor, que es administrado por el Patronato Pro Hijo del Policía, es de menos de 50 pesos para los visitantes y de 35 para los elementos y personal de la Secretaría, que incluyen hasta refresco natural en su caso de maquina, en la modalidad “refiill”, pero eso sí, sin azúcar.

Esta es la lógica que impera en los guisados, que cuentan con cantidades mínimas de sal, pero con verduras y sus dotaciones de arroz y frijol colado para acompañar la carne en poc chuc, las fajitas o picadillo, que ayer estuvieron disponibles.

Antes del recorrido, el gobernador visitó la exposición “Policía del Estado de Yucatán, una mirada a través del tiempo”, en la que se exhibió una serie de fotografías que datan algunas de la década de los setenta, y, además, dos patrullas de antaño, una Dart K modelo 1984 y un Stratus 2001, además de tres motocicletas de las marcas Kawasaki, Suzuki y Harley Davidson, cuyas características e historia en la policía estatal se relatan en breves reseñas.

Texto y fotos: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *