Agota planes y no frena los abucheos

El blindaje antiabucheos no fue suficiente, ni toda la burocracia champotonera ni las fuerzas de Chiquini pudieron acallar las protestas de campechanos que no quieren al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas. Ni siquiera el discurso de amor y paz del presidente Andrés López Obrador cerró sus bocas.

Desde cerca de las 10 de la mañana de ayer se abrió una sola puerta del estadio de los Guerreros de Champotón y ahí se dejaba entrar solo con un pase a quienes estaban seleccionados para ocupar las sillas centrales por donde pasaría el presidente acompañado por el titular de la Conago. Afuera los gritos de “ahí van los virabuch” no se hicieron esperar y armados con matracas y gritando ¡Viva Alito! se apoderaron del pasillo de entrada.

A los lados tuvieron que sentarse los simpatizantes del Presidente quienes también entusiastas abuchearon a Moreno y vitorearon a López.

Los discursos fueron más o menos los mismos de ayer, entrega de apoyos a discapacitados, capacidades diferentes, mujeres y ancianos.

A gritos y sombrerazos no van a llegar a nada advirtió el Gobernador a sus detractores, a la cordura y la sana convivencia.

Por su parte, López Obrador se comprometió a seguir trabajando junto con Moreno Cárdenas para hacerle justicia a Campeche y que la Federación le devuelva lo mucho que le dio durante 30 años con la actividad petrolera, pues alcanzó a producir dos millones de barriles diarios de crudo y en vez de darle apoyos se le dejaron daños.

“Ahora vamos a que la Federación le devuelva a Campeche, le dé una recompensa a Campeche porque es un asunto de justicia”, remarcó.

Aseveró que el Sureste quedó abandonado por muchos años, ya que mientras en el centro las tasas de crecimiento económico eran del tres por ciento y en el Norte llegaban a los 5 ó 7%, en esta región la cifra fue del cero por ciento.

Dijo que esa situación ya no volverá a ocurrir, pues recibirá atención especial porque el presidente es originario de la zona y porque es potencialmente rica en agua, tierra, selvas, arqueología, playas, petróleo, gas y cultura.

PUENTE DE LA UNIDAD

López Obrador supervisó la construcción del Puente de la Unidad qué cruza el Golfo de México y que conecta Isla Aguada con Ciudad del Carmen.

Se trata de un nuevo puente vehicular de 3.2 kilómetros de longitud que va paralelo al puente que se construyó en 1982. Se inaugurará en mayo.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *