Agua de coco, una gran opción natural y saludable

En los últimos 10 años, lo que solía ser un placer tropical cuando estaba de vacaciones ahora se ha convertido en un elemento básico para el día a día

El agua de coco se ha convertido en una excelente opción para rehidratarse, lo que, además, ayuda a frenar la huella de carbono, pues es mejor que las bebidas rehidratantes que te venden en cualquier tienda. Es decir, dejas de generar residuos sólidos.

A medida que las temperaturas comienzan a calentarse, la idea de agua de coco fría para relajarse suena deliciosa.

En los últimos 10 años, lo que solía ser un placer tropical cuando estaba de vacaciones ahora se ha convertido en un elemento básico de la tienda de comestibles en todas partes.

El agua de coco es muy hidratante y está llena de minerales y se bebe sola o en batidos.

En la medicina ayurvédica tradicional, se cree que el agua de coco ayuda a la digestión, micción e incluso producción de semen. También se ha utilizado tradicionalmente para tratar la deshidratación y se ha dado como obsequio ceremonial en los trópicos. Si bien puede que no sea una cura milagrosa, tiene muchos beneficios para la salud.

De acuerdo al EcoPortal.net, tomar agua de coco ayuda en lo siguiente:

Puede ayudar a reducir el colesterol. En un  estudio, las ratas que consumieron agua de coco tuvieron reducciones en el colesterol y los triglicéridos en sangre. También experimentaron una disminución significativa de la grasa hepática. En otro estudio, los mismos investigadores alimentaron a las ratas con una dieta similar complementada con la misma dosis (4 ml por 100 gramos de peso corporal) de agua de coco.

Después de 45 días, el grupo del agua de coco tuvo una reducción en los niveles de colesterol y triglicéridos que rivalizó con los efectos de una estatina utilizada para reducir el colesterol.

Reduce la presión arterial. En un pequeño  estudio en personas con presión arterial alta, el agua de coco mejoró la presión arterial sistólica (el mayor número de lecturas de presión arterial) en el 71 por ciento de los participantes.

El agua de coco también contiene la impresionante cantidad de 500 mg de potasio en 240 cm3. El potasio relaja las paredes de los  vasos  sanguíneos, reduce la presión arterial y protege contra los calambres musculares.

Ayuda con la recuperación muscular. Después de hacer ejercicio, el agua de coco es una excelente manera de reponer su cuerpo, lleno de buenos electrolitos. Cuando hace ejercicio, su cuerpo pierde electrolitos a través del sudor, por lo que el agua de coco ayuda a su recuperación muscular después de un entrenamiento prolongado.

Hidratante adicional. La ventaja que tiene el agua de coco sobre las bebidas deportivas tradicionales es que contiene 15 veces más potasio (contiene alrededor de 470-500 mg por 240cm3) que bebidas energéticas. Para poner las cosas en perspectiva, un plátano mediano tiene 422 miligramos de potasio. El potasio es un factor clave en la rehidratación porque, junto con el sodio, el magnesio y el calcio, el electrolito ayuda a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo.

El agua de coco también tiene una fracción de los colorantes y azúcares de las bebidas deportivas tradicionales.

Contribuye a una piel sana y radiante. La falta de hidratación adecuada puede provocar una piel seca, tirante e incluso escamosa.

Alto en antioxidantes. Rico en potasio, magnesio, cobre, citoquininas y antioxidantes, el agua de coco es rica en antioxidantes y nutrientes.

Las enzimas bioactivas pueden ayudar a la digestión. Las enzimas bioactivas que se encuentran en el agua de coco ayudan con la digestión. Enzimas bioactivas como la fosfatasa ácida, catalasa, deshidrogenasa, diastasa, peroxidasa, ARN-polimerasas, etc., que pueden actuar como potentes catalizadores para ayudar en el proceso digestivo de descomposición de grasas, proteínas y almidones.

Ayuda a regular las deposiciones. Beber agua de coco ayuda a regular el sistema del intestino irritable (SII). Según las antiguas prácticas de yoga, el intestino es el órgano más importante para regular la salud.

Por último y como dato curiso, durante la Segunda Guerra Mundial, se les dio agua de coco a los soldados cuando la solución salina intravenosa era baja. Entonces, en caso de emergencias, el agua de coco se puede usar para rehidratar el cuerpo humano reemplazando la pérdida de fluidos inyectándola por vía intravenosa.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *