Alcalde lamenta los hechos de Chicxulub

El primer edil reprueba el acto y afirma que interpondrá las acciones legales correspondientes ante la Fiscalía General del Estado

El fin de semana surgió la polémica por un suceso ocurrido en la calle 27 entre 26 y 28 de la colonia Benito Juárez, en Chicxulub Puerto, donde un vehículo fue dañado con una gran piedra que rompió su parabrisas.

El automóvil es un Honda color rojo placas YWL-506-A, propiedad de Paúl Recio Puerto, quien comentó que la unidad estaba estacionada en la puerta de su domicilio cuando ocurrió este atentado.

Según el afectado, este atentado fue por presunta venganza en su contra.

Al respecto, el presidente municipal de Progreso, Julián  Zacarías Curi, respondió lo siguiente:

“Ante el lamentable y reprobable acontecimiento que sucedió en Chicxulub, donde un vehículo resultó dañado, quiero comentarles que me deslindo categóricamente y enérgicamente de la autoría o cualquier vinculación directa o indirecta de los mismos. Elementos de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal tomaron conocimiento de los hechos y ya se encuentran revisando las cámaras de seguridad del rumbo, a fin de dar con los responsables”.

“Entiendo las circunstancias políticas en un contexto de campañas. Sin embargo, repruebo y no comparto esta clase de actos, pero tampoco permitiré hoy, ni nunca, las afirmaciones sin sustento. Es por esto, que interpondré las acciones legales correspondientes ante la Fiscalía General del Estado, en contra de quien resulte responsable de los ataques y testimonios maliciosos y sin sustento de un video transmitido en una red social. Esa clase de acciones y bajezas están peleadas con lo que Progreso es y representa. Estas conductas son bien conocidas y tienen el sello del pasado”, expresó Zacarías Curi.

El hecho sacudió a la ciudadanía en las redes sociales y ha dividido opiniones: mientras unos usuarios han defendido a la autoridad, otros manifestaron que si bien las acusaciones fueron hechas por el afectado, éstas al parecer son infundadas y más bien parece una situación que tiene por objetivo politizar el ambiente en el puerto con la cercanía de las elecciones en junio próximo.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *