Alcalde se promociona con calendarios

El presidente municipal de Tixkokob busca mejorar su imagen con artículos que se entregan a la par de juguetes para infantes, en los que destaca supuestas obras realizadas en su gobierno, pese a que aún continúa el problema de baches

Pensando en su reelección, al alcalde de Tixkokob, Erick Quijano González, se le ocurrió aprovechar las caravanas que se organizaron para repartir juguetes a los infantes, y distribuir casa por casa unos calendarios en los que presenta supuestas acciones realizadas en su administración.

Sin embargo, esto no ha caído muy en gracia de la población, que afirma que no hay nada relevante y que en verdad haya sido de su interés, pues sigue sufriendo por la falta de alumbrado en diversos puntos de la cabecera, y no se diga en las comisarías, mientras que los baches siguen comiéndose las calles y ocasionando accidentes.

“No salió nada de mi comisaría”, decía una persona después de recibir y ver el contenido de su ejemplar, a lo que no faltó quien le contestara: “y cómo vamos a salir, si aquí el alcalde no ha hecho nada”.

Y para muestra de esto no hay más que ver el mal estado que guardan los juegos infantiles que tienen oxidados los tubos y que representan un riesgo para los niños que se atrevan a usarlos. “En Euan y Nolo los parques están abandonados, y así ¿cómo piensa reelegirse?”, se preguntó una de las vecinas.

Lo cierto es que con un dinero que seguramente cargará a las cuentas del erario, Quijano González encontró una manera de publicitar su imagen adicional a la que en lo que va del año ha encontrado en voces de sus gobernados, quienes lo han tachado inclusive de ser una vergüenza para Tixkokob en virtud de que no ha podido solucionar el tema de los baches.

Lo que sí ha realizado con toda maestría es hacerse al occiso y permitir que sus elementos se den vuelo golpeando a los ciudadanos, claro, cuando estos son pequeños de tamaño, como ocurrió recientemente con un joven conocido como el Chapulín y unos días después con el ayudante herrero Brayan Alejandro M., quien resultó tan golpeado que necesitó ser internado en el Hospital Agustín O’Horán de la capital yucateca.

Por ello, la insensibilidad que el alcalde Quijano González ha mostrado ante estos abusos tiene muy molesta a la ciudadanía, especialmente a quienes observaron las agresiones y qué decir de los familiares de Brayan, pues relataron que a pesar de pedir la ambulancia al palacio municipal, esta llegó mucho tiempo después, además de que los paramédicos al parecer no estaban bien preparados para manejar la emergencia.

En resumen, los vecinos consideran que es una lástima que en estos momentos tan complicados económicamente se despilfarren recursos en estos calendarios que terminarán tirados a la basura.

Texto: Manuel Pool

Foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *