Advierten que hay un alto riesgo de rebrote

El doctor Paulo Flores Salazar destaca la importancia de no relajar las medidas sanitarias, ya que de lo contrario se podría dar un aumento en los contagios y, por consiguiente, un endurecimiento de las restricciones

El director general del Hospital Regional de Alta Especialidad del Issste, Paulo Flores Salazar, advirtió que es altamente probable un rebrote de contagios de COVID-19 en México, y que Yucatán no será la excepción”.

Por ello, exhortó a los yucatecos a no relajar las medidas sanitarias y, por el contrario, seguir actuando con responsabilidad, evitando reuniones y aglomeraciones donde se puedan generar contagios.

El doctor Flores indicó que hasta ahora en el nosocomio a su cargo existe disponibilidad de camas para la atención de los pacientes de COVID-19. La ocupación es del 37 por ciento, ya que de las 80 camas instaladas actualmente hay 30 pacientes, de los cuales 11 tienen ventilación mecánica y 19 están en proceso de recuperación.

Si bien hasta ahora la capacidad hospitalaria no está saturada, advirtió que no se debe bajar la guardia en la aplicación de los protocolos sanitarios para evitar un aumento en los contagios, lo cual llevaría a endurecer las restricciones a la movilidad y un regreso al confinamiento, lo que frenaría la reactivación económica.

VACUNACIÓN

Asimismo, mencionó que en la primera fase de la vacunación contra el coronavirus, el Hospital Regional de Alta Especialidad del Issste recibió 975 dosis, las cuales se aplicaron prácticamente en un 100 por ciento al número de trabajadores del nosocomio.

Al respecto, precisó que los primeros en recibir la vacuna fueron 100 médicos y 200 enfermeras y enfermeros, que atienden de manera directa a pacientes con COVID-19 en las áreas de Terapia Intensiva, Reconversión Covid y Urgencias del Hospital Regional del Issste, y las 675 restantes se aplicaron a personal de base, a los que están en resguardo por decreto federal y a sindicalizados.

Flores Salazar puntualizó que para la vacunación el Gobierno Federal implementó una plataforma electrónica para el registro del personal de salud en hospitales públicos, y una vez que fueron corroborados sus datos e información se les proporcionó un folio para recibir la primera dosis.

Por ello, señaló que el personal médico y de enfermería del nosocomio ha incrementado su confianza y profesionalismo en la atención de los pacientes con coronavirus, “pero sobre todo su sensibilidad para atender a los derechohabientes y quienes no lo son y que acuden al Issste para ser atendidos”.

No obstante, el galeno recalcó que la aplicación de la vacuna contra el coronavirus a médicos, enfermeros y enfermeras solo representa un paso más en la lucha contra la pandemia sanitaria.

Texto y foto: Manuel Pool Moguel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *