Alza en insumos afecta la vivienda

Los aumentos a insumos como el cemento, el acero y demás implementos para la construcción de vivienda han subido de manera considerable. Tan solo el saco de cemento vale 14 pesos más a partir del 1 de enero y faltan aún más incrementos a los productos de equipamiento para la construcción, lo que obligará a elevar el costo final de la casa habitación, detalló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda, (Canadevi), Armando Valencia Castillo.

El empresario dijo a Punto Medio que si en 2016 el cemento y demás insumos necesarios para la construcción de vivienda aumentó un 40 por ciento, tan sólo en este inicio de año  el precio de este producto se incrementó en 14 pesos y con esto el acero en un 25 por ciento, en tanto cables de electricidad, madera, block y demás productos también se elevaron; y se espera que para fin de este mes esto pueda generar ya una situación muy complicada debido a los presupuestos establecidos para la construcción.

Valencia Castillo sostuvo que el 90 por ciento de los insumos para la construcción se trasladan vía carretera, lo que implica que se esperan aumentos en aluminio, vidrio y demás productos, lo que podría generar que el precio de la vivienda media aumente hasta un 20 por ciento, señaló.

Argumentó que en el caso de la vivienda de interés social esta no podrá elevarse tanto debido a que esta tasada en las unidades de medida con las que se establece el salario mínimo, pero en sí también sufrirá afectaciones en calidad, tamaño y espacio de construcción debido a estos aumentos que ponen en un serio aprieto a los constructores debido al disparo de los precios de los productos.

El presidente de Canadevi recalcó que uno de los problemas más difíciles de la industria de la construcción es que el cemento esta “dolarizado”, esto es, sujeto al precio de dólar, aún y cuando su producción es completamente nacional y no se importa, sin embargo, en México se vende al mismo precio que al mercado internacional lo que establece que con la volatilidad de la divisa estadounidense, también los precios del producto en el país se muevan de manera abrupta.

Expuso que 2016 fue un buen año, pero la situación se advierte muy complicada para este año con los aumentos.

–No es posible saber en este preciso momento que porcentaje podría aumentar cada producto terminado (casa habitación), porque con el alza del combustible aún se espera que muchos más insumos reflejen aumentos, en principio, cemento y acero, de ahí se estima que más artículos y derivados puedan incrementarse, por ello hemos tenido reuniones entre los responsables de la Cámara para poder tener un análisis preciso de la situación y tener una referencia clara de cuánto aumentará el precio de una vivienda– concluyó.

 

JCN

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *