Ambulantaje ahuyenta a los visitantes, afirman

El Presidente de la Comisión Especial de Turismo, Warnel May Escobar, respaldó las quejas de los presidentes de la Canaco-Servytur Mérida y hoteleros, pues es cierto que el ambulantaje en Chichén Itzá ahuyentan a los visitantes.

-Es un hecho que tenemos que cuidar nuestras zonas arqueológicas, pero más que nada a los turistas, pues son ellos los que generan divisas al estado y al país. Hago un llamado a Cultur para que ya concluya con las negociaciones para desalojar a los ambulantes, verificar quienes sí son artesanos y a quienes poner mano dura y aplicarles la ley -dijo.

El miércoles pasado, Michel Salum Francis y Héctor Navarrete Medina, líderes de la Canaco Mérida y de la Asociación Mexicana de Hoteles en Yucatán, respectivamente, criticaron nuevamente que más que artesanos, lo que trabajan en Chichén Itzá son vendedores ambulantes, que hasta mercancía china es lo que venden.

Asimismo, reprobaron al INAH y a Cultur por no seguir con las mesas de negociaciones para reubicar a los vendedores ambulantes, ya su constante acoso a los visitantes se traduce en mala imagen y mala publicidad para el sitio, una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno.

-Veo muy mal que siga sucediendo eso, porque al final aquí en Yucatán le apostamos todo mundo, desde el Congreso del Estado a través de la Comisión de Turismo y seguramente los prestadores de servicios, a que las manos mágicas artesanales de Yucatán sean 100% nuestras, esa es la identidad propia que nos caracteriza e identifica -manifestó May Escobar.

Indicó que el turista, tanto nacional como extranjero, viene a Yucatán porque sabe que es un estado seguro, de paz y con artesanías locales, pero se llevan la sorpresa que compran artículos chinos.

-Hay que hacer un llamado también a Cultur, para que de una o otra forma también ellos hagan la parte que les corresponda, que se sienten a dialogar con los artesanos y que tomen medidas más fuertes para que puedan ver que va en serio. Al final del día, si no cuidamos lo nuestro, las zonas arqueológicas, pero, sobre todo, si no cuidamos al turista que nos viene a visitar ya no habrá derrama económica de ninguna clase -afirmó.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *