Año 2020, un periodo difícil para Yucatán

Pese a la pandemia sanitaria y la crisis económica, además del azote de tormentas tropicales y huracanes; los habitantes se mantienen unidos para salir adelante

El 2020 ha sido el año más difícil en la historia contemporánea de Yucatán, no solo por la pandemia por coronavirus que golpeó a todo el mundo y la crisis económica, sino que, además, el estado fue azotado por tres tormentas tropicales “Amanda”, “Cristóbal” y “Gamma”, así como dos huracanes, “Delta” y “Zeta”. Sin embargo, a pesar de todas estas dificultades, los yucatecos nos hemos mantenido unidos como uno solo para salir adelante.

En marco del Segundo Informe de Resultados del gobernador Mauricio Vila Dosal, se recordó que en tan solo un año en Yucatán enfrentamos los efectos de la crisis económica nacional e internacional, la llegada de la pandemia del coronavirus, 3 tormentas tropicales y 2 huracanes, que coincidieron casi de manera simultánea lastimando con mucha fuerza el patrimonio de muchas familias yucatecas a causa de las lluvias más intensas en la historia de la entidad. Solo en 2020, llovió el 71% más que el promedio de dos años anteriores y, con esto, fue el año con registro más alto de precipitaciones.

La pandemia por coronavirus en Yucatán trajo consigo muchas afectaciones entre las que se encuentran pérdidas de puestos de trabajo y afectaciones en la economía local y familiar.

A este respecto, el mandatario estatal ha señalado que éste ha sido un año largo y de lecciones fuertes para todos sin excepción, aprendimos las duras lecciones de la pandemia con enfermos y lamentables fallecimientos de conocidos, vecinos, familiares o amigos. Y confirmamos que no hay nada más valioso que la vida y la salud y que todo esfuerzo por muy grande o costoso para preservar la vida habrá valido la pena.

Cabe recordar que, desde el primer año de la actual administración estatal, se pusieron en marcha esquemas que fortalecieron la protección de la salud como Médico 24/7, Médico a Domicilio y la entrega de vehículos de traslado médico en todo el interior del estado, acciones que sentaron las bases para prevenir los contagios por COVID-19 y la protección de la salud de las y los yucateco.

En este sentido, el Gobierno Estatal anticipó la adquisición de equipo médico y ventiladores para todos los hospitales públicos estatales y federales, y construyó en un periodo de 25 días un hospital provisional en Valladolid, se instaló un área COVID-19 en el hospital “Dr. Agustín O’Horán” y se adaptó como hospital temporal el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI para ofrecer más camas y ampliar la capacidad hospitalaria.

De esta manera, desde el mes de marzo del año pasado y por instrucciones de Vila Dosal, se implementaron acciones de vigilancia epidemiológica por coronavirus en aeropuertos, carreteras, terminales terrestres, escuelas y universidades, además se instaló un Comité de asesoramiento conformado por epidemiólogos y expertos en salud de Yucatán, quienes realizaron las recomendaciones sobre acciones y medidas de prevención y control ante la emergencia sanitaria.

Ante la detección de los primeros casos en la entidad en el mes de marzo, el gobernador anunció la suspensión de actividades escolares en todos los niveles educativos y se puso a disposición de la población la página electrónica coronavirus.yucatan.gob.mx para ofrecer mayor información sobre la emergencia sanitaria y las medidas de prevención.

De igual forma, por disposición del gobernador, se anunció en aquellos momentos que a las personas mayores de 70 años y con discapacidad, así como mujeres embarazadas que colaboran en todas las dependencias del Gobierno del Estado se les otorgó licencia con goce de sueldo como medida de prevención para proteger la salud de estos servidores públicos, quienes son los más vulnerables frente al contagio por coronavirus, además de que se pusieron en marcha labores de limpieza profunda y desinfección de edificios públicos y oficinas administrativas, así como unidades del transporte público de pasajeros.

Igualmente, desde el Gobierno del Estado, se impulsó una campaña para promover el uso del cubrebocas, y la importancia de esta acción para la prevención de mayores contagios, con lo que la entidad se colocó como la pionera en todo el país ya que dicha acción contribuyó a mantener la estabilidad en los indicadores de salud en meses subsecuentes.

Además, siguiendo las instrucciones del titular del Ejecutivo estatal, personal del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal inició en el mismo mes la distribución casa por casa de paquetes alimentarios a adultos mayores y personas con discapacidad en situación de carencia alimentaria, para evitar que salieran de sus hogares y se expusieran a contagios de la enfermedad.

En el mismo sentido, y para evitar poner en riesgo a la población de adultos mayores, personal del Gobierno Estatal realizó la entrega de cheques para jubilados y pensionados, casa por casa y cumpliendo todos los protocolos de salud para reducir los riesgos de contagios.

Por otra parte, a pesar de la disminución de recursos, el Gobierno del Estado ha hecho un importante esfuerzo para apoyar a los hospitales a cargo del Gobierno Federal con equipos médicos y kits de protección para el personal de salud que trabaja en la atención de personas contagiadas por coronavirus.

Texto y fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *