Ante una pandemia: ¿Colaboradores o clientes?

Por Carlos Pérez

La crisis actual económica derivada de la pandemia ante el coronavirus, nos debe servir para aprender de desenfoques empresariales, para repensar qué es lo más importante para nuestra empresa. ¿Es el factor económico? ¿Es más significativo vender que la satisfacción del cliente? ¿Es primordial visualizar el talento humano que tengo en mi organización antes que mis ventas?

Es indudable que, sin beneficios monetarios, ninguna empresa puede sobrevivir por mucho tiempo, pero muchas veces pensamos que es importante tener un producto o servicio competitivo y conseguir que los clientes estén satisfechos, sin embargo, una frase simple nos debe detener y analizar en este momento de crisis: “El Mejor Cliente, el Empleado”

Ante esta frase podemos interpretar que la acción de un colaborador puede ejercer de manera directa una venta de un producto o servicio y puede convertirse en un gran elemento de publicidad y mercadotecnia para atraer a nuevos clientes, por lo tanto, si tenemos empleados contentos, satisfechos, con las condiciones ideales para realizar su trabajo, cada uno de ellos dará lo mejor para tener clientes contentos que redundará en la fidelidad de este último.

El panorama que nos presenta esta pandemia resulta de terror para muchos empresarios ante su situación económica, entendemos que lo urgente ahora es la parte monetaria para lograr salvar nuestra organización, ya no solo del problema económico, sino del cierre de la misma, pero si es importante entender que cuando contratamos a un trabajador, estamos al mismo tiempo contratando a su familia, que podría ser:  papá, mamá, esposa, hijos… quienes dependen del sueldo que lleven a casa, ya sea semanal, quincenal o mensual.

Si vemos de esta manera a nuestros colaboradores, entonces, los ves con ojos de ser el activo más importante de tu empresa, y de esa esa forma tener el mejor talento y los más comprometidos.

Antes de esta emergencia sanitaria, el sitio Merca 2.0 publicó cinco razones por las que los empleados son en lo que debes pensar antes que en tus clientes: la primera, tus trabajadores son tu marca; segundo, tus empleados no son importantes, son imprescindibles; tercero tus colaboradores son seres humanos con potencial infinito; cuarto, tus empleados están en el mismo barco, van a la misma dirección; y quinta tus trabajadores hacen la diferencia. Hoy en esta columna te hago la pregunta ¿cómo estás visualizando a tus colaboradores ante esta pandemia?

Te invito a que pienses si no es el momento de centrar parte de nuestras estrategias en los colaboradores, además de pensar en los clientes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *