Apostar por la refinación le saldría más caro a Pemex, advierte Moody’s

La analista Nymia Almeida explica que si Petróleos Mexicanos deja de exportar quedaría expuesta a mayor volatilidad del tipo de cambio

Eliminar las exportaciones petroleras, como lo ha propuesto la próxima administración, tiene implicaciones negativas tanto para Petróleos Mexicanos (Pemex) como para la calificación del gobierno, ya que el flujo de efectivo de la petrolera bajaría y sería más volátil bajo el nuevo modelo de negocio enfocado a la refinación, advirtió Moody’s.

En conferencia de prensa Nymia Almeida, analista líder de Pemex en Moody’s, detalló que el negocio de refinación al que le está apostando Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, es muy volátil, además de que si se prioriza la refinación y no se invierte en exploración y producción también forzaría a Pemex a importar crudo, situación que sumaría todavía más a los riesgos cambiarios y de flujo de efectivo.

La agenda de la próxima administración en materia energética es la autosuficiencia, pero la especialista detalló que es un problema de rentabilidad, “qué prefieres, ¿vender petróleo y comprar gasolina o producir gasolina y comprar petróleo? (…) Desde el 2016 se está ganando dinero en exploración y producción y se está perdiendo dinero en refinación. En cuál de esas cadenas productivas ganas más dinero, en qué vale la pena invertir para que te dé más réditos, esa es la disyuntiva”, advirtió.

La especialista explicó que si Pemex deja de exportar quedaría expuesta a mayor volatilidad de tipo de cambio, ya que sus ingresos por la venta de gasolinas serían en pesos mexicanos, mientras que 87% de su deuda, por 104,000 millones de dólares a junio de 2018, está denominada justamente en dólares estadounidenses y otras monedas duras.

A penas el pasado 1 de octubre, la petrolera nacional colocó un bono a 10 años por 2,000 millones de dólares.

Dijo que una empresa integrada, como lo es Pemex tiene mucho valor porque cuando pierde en refinación gana en exploración y producción y se puede ir neutralizando, pero si se apuesta demasiado a un negocio que es más volátil y que exige más dólares se expone a créditos más altos.

¿Refinar o explorar y producir?

“Las refinerías que hay en México pasaron tantos años sin inversión que se echaron a perder, qué es más rentable, no sé, pero la intuición me dice que debería haber una combinación entre cerrar algunas, abrir nuevas o mejorar las que son más nuevas”, indicó Almeida.

Actualmente el promedio de refinación en México es del 35%, el más bajo, por otro lado el barril de petróleo está a 80 dólares. Si estoy ganando dinero en exploración y producción y vendiendo y exportando mientras que en refinación estoy perdiendo, es muy fácil la decisión, destacó.

Por su parte, Jaime Reusche, analista soberano de México, dijo que si bien el gobierno federal ha disminuido su dependencia en los ingresos petroleros a partir de la reforma fiscal de 2013, la pérdida de los ingresos petroleros para Pemex podría ampliar considerablemente el déficit fiscal de México.

“Los planes de parar las exportaciones de petróleo privarían al gobierno de ingresos por casi 2% del PIB, con lo cual se vería forzado a aumentar impuestos o a renunciar a su compromiso de disciplina fiscal”, explicó el especialista.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *