Aprueban diputados reforma energética

El Partido Acción Nacional advierte que acudirán ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, debido a que la iniciativa promovida por el presidente de la República contempla acciones inconstitucionales

Luego de darse a conocer la votación a favor que emitió la mayoría de los diputados federales a la Ley de la Industria Eléctrica en el Congreso de la Unión, las reacciones no se hicieron esperar.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco- Servytur) de Mérida, Iván Rodríguez Gasque, lamentó la decisión tomada por los legisladores y dijo que ahora “el camino será jurídico, ya que la iniciativa contempla acciones inconstitucionales”.

Previo al inicio de la Sesión Ordinaria del Congreso de la Unión, el Partido Acción Nacional declaró abiertamente su postura contra la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar la Ley de la Industria Eléctrica que favorece a la Comisión Federal de Electricidad.

En un comunicado, el partido blanquiazul advirtió que, en caso de aprobarse esa ley, acudirán ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La votación quedó 304 votos a favor y 179 en contra.

Según dijo el presidente local de la Canaco-Servytur, lo único positivo de esto es que 6 de los 7 diputados federales yucatecos habían manifestado que votarían en contra y solamente uno mencionó que estaría a favor, el morenista Limbert Interián Gallejos.

Los empresarios esperan que el Senado sea más receptivo a la solicitud que todo el sector empresarial hizo, dijo Rodríguez Gasque, pues cabe recordar que desde hace días la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), junto la Canaco- Servytur y otras agrupaciones se estuvieron sumando a la petición hacia los diputados federales para que no aprobaran dicha ley.

Por su parte, la diputada panista Cecilia Patrón Laviada, a través de su cuenta de Twitter, publicó una foto de su celular al momento de emitir su voto contra la ley, con el comentario: “Esta iniciativa atenta contra el medio ambiente (generar energía eléctrica a base de combustóleo), la libre competencia, así como los bolsillos de las y los mexicanos”.

Cabe aclarar que la legisladora previamente hizo un intento de campaña en redes contra la ley con el #LeyApagon.

Como se mencionó, las cámaras empresariales de forma casi organizada entregaron cartas la semana pasada a los siete legisladores yucatecos en el Congreso de la Unión, en las que presentaron datos alarmantes para el estado en caso de que la iniciativa preferente del titular del Ejecutivo federal se aprobará. Asimismo, el gobernador Mauricio Vila Dosal, durante su discurso en la toma de protesta de la nueva directiva municipal de la Coparmex, alertó que este hecho tendría consecuencias graves para la entidad.

Cabe recordar que la Coparmex fue el primer organismo en presentar las mencionadas cartas, seguido por la Canacintra y finalmente la Canaco. En las misivas el sindicato empresarial aseguró que la cuestión energética es desventajosa en Yucatán, debido a dos factores: el primero, el costo elevado del diésel para la producción de electricidad, y el segundo es que Chiapas distribuye parte de la energía que genera en sus presas a la entidad, lo que también hace más cara la energía.

En el mismo sentido, la Canacintra pidió expresamente, y de forma imperativa, que el voto de los diputados federales fuera en contra de la Ley de la Industria Eléctrica, al asegurar que debe darse preferencia a la generación de energía eficiente, barata, limpia y sustentable por sobre la ineficiente, cara, sucia y contaminante.

Por su parte, la Canaco-Servytur, además de expresar la situación en el ámbito industrial y energético, también mencionó las afectaciones en el ámbito económico, y recordó que fueron alrededor de 914 mil los micronegocios y empleos perdidos a causa del coronavirus en Yucatán, al mismo tiempo que explicó que esta ley provocaría más cierres debido al incremento que sufrirían las empresas en los recibos de luz, deteriorando más al ramo, que ya de por sí está debilitado.

Todo este movimiento se dio a partir de los apagones que México tuvo en distintos estados, a causa de los fallos en la red eléctrica de la CFE. Lo que empezó el lunes de la semana pasada como algo que solo afectaría a estados fronterizos con Estados Unidos, el martes escaló a cortes de electricidad en casi todo el país. En Yucatán hubo varios reportes por la noche de colonias y fraccionamientos que se quedaron sin luz por uno minutos y otros por horas.

Alrededor de 4.8 millones de clientes de la CFE se quedaron sin luz la mañana del lunes. Luego de unas horas, el corte de energía se extendió a 23 estados, afectando a más de 5.9 millones de mexicanos. Fue hasta el miércoles que ya se había recuperado casi la totalidad del servicio; sin embargo, las pérdidas económicas fueron enormes: según la Coparmex, se habían perdido alrededor de mil 500 millones de pesos solo en el sector manufacturero.

Por su parte, el Gobierno Federal señaló que la severa tormenta invernal que golpeó desde hace días a Texas fue una de las causantes del desastre, pues ese estado de la unión americana suministra gas natural a varias centrales generadoras de electricidad de la CFE. De igual manera culpó al precio del combustible, que se encareció demasiado a causa de la baja producción y la alta demanda tanto en Estados Unidos como en México.

Texto: Diego Cervantes Kantún

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *