Artista crea arte de una manera distinta: pinta sobre macetas

Lulú Flores Soto es dueña de la tienda virtual La Macetería,en donde hace y vende diseños únicos e irrepetibles, hechos 100 por ciento a mano

“El arte no sólo tiene que estar en galerías o en salones privados, este se puede plasmar en diversos artículos, como son las macetas, que además de dar una mejor imagen al hogar, las plantas que van en ellas purifican el aire, absorben gases y además son una buena terapia para el estrés”, señaló Lulú Flores Soto, dueña de la tienda virtual “La Macetería”.

Comentó que a finales del 2016 decidió abrir este negocio con un nombre que fuera fácil de recordar y en el cual pueda fusionar las dos cosas que la apasionan: las plantas y los objetos personalizados.

Lulú concluyó sus estudios como Licenciada en Artes Plásticas, también ha tomado cursos y diplomados en otras áreas de las artes, lo que le ha permitido poder plasmar en estos recipientes verdaderas obras de arte.

“Comencé pintando macetas para mis cactus, experimentando con materiales y regalando esas macetas a familiares y amigos, ellos de algún modo me animaron a comercializarlas”, manifestó.

Desde ese entonces, Flores Soto abrió su página en Facebook, en donde tiene un catálogo extenso y variado de macetas de diversas pinturas, entre las que destacan las de Frida Kahlo, que son las que más le piden, así como la de “El Principito” y los retratos de mascotas.

“Todas las macetas que vendo son de barro, aunque también he experimentado y vendido algunas de plástico, pero me gusta más trabajar sobre barro, la porosidad intrínseca de este material facilita la experimentación pictórica”, expresó.

Comentó que el proceso de elaboración puede durar hasta 4 horas, pues inicia preparando la maceta como si fuera un lienzo para pintar el dibujo de los diseños, letras, retratos, etcétera.

“Preparo los colores y pinceles que voy a usar, y en una tableta tengo la imagen de referencia. Igual tengo una libreta en la que hago anotaciones de los colores, nombres o detalles específicos que pide cada cliente, porque mi especialidad son las macetas personalizadas”, subrayó la dueña de “La Macetería”.

Dijo que desde que inició ha tenido buena respuesta, pues se ha logrado dar a conocer por la calidad de su trabajo y por los materiales que utiliza, ya que la gente paga un precio justo por diseños únicos e irrepetibles, hechos 100% a mano.

“Pintar macetas me ha permitido asistir a diferentes espacios para dar a conocer mi trabajo, como eescuelas y bazares; además, conocer a muchas personas e involucrarme con sus historias, empatizar y comprender el motivo para regalar una maceta personalizada, así como los secretos qué hay en cada línea, frase o fotografía de referencia”, indicó Lulú.

Explicó que entre los obstáculos que tuvo que enfrentar al momento de emprender este proyecto fue la falta de recursos, pero siempre pensó en grande y comenzó en pequeño, ya que es importante enfocarse más en los clientes y el alcance del producto.

Debido a que este año ha sido complicado a raíz de la pandemia, ha analizado la posibilidad de elaborar otros artículos, en la misma línea, que involucre arte y plantas, pero de venta en plataformas con mayor alcance.

Flores Soto resaltó que sus creaciones han llegado a Ciudad de México, Tamaulipas, Puebla y Tabasco.

Actualmente pueden encontrar estos productos en Suculentas Dzitya (sólo macetas de línea), en Facebook como “La Macetería” y en Instagram como @la_maceteria_mx; los precios van desde los 100 pesos.

Texto: Georgina Bacelis
Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *