Arzobispo de Yucatán invita a festejar navidades más espirituales

Durante la ceremonia litúrgica realizada este viernes 25 de diciembre en la catedral de Mérida, el arzobispo de la Arquidiócesis de Yucatán Gustavo Rodríguez Vega señaló que la humildad lleva implícito el reconocimiento de que se depende de Dios, y el deseo de someterse a su voluntad.

“La sencillez no está en la palma de dinero, la sencillez está en el espíritu, que el señor siempre nos encuentre humildes y dispuestos para captar toda su presencia, y entender todo lo que él a diario nos brinda” manifestó ante la presencia de 30 personas que acudieron a esta misa de navidad.

Durante la homilía comentó que, de los cuatro evangelios escritos por los apóstoles, únicamente el de San Mateos y San Lucas hablan del nacimiento de Jesús, el salvador del mundo; el mesías anunciado por los profetas.

Monseñor Rodríguez Vega expresó que San Lucas tiene otro enfoque, refiere sobre la presencia del espíritu santo, y como la palabra de dios logra convertirse en historia.

“Celebramos que nació Jesús, el hijo de María, el que proclamamos como el Hijo ungido de Dios. Pero, la Natividad del Señor significa mucho más de lo que normalmente pensamos cuando hablamos de la Navidad” afirmó.

Reconoció que muchas veces las personas solo piensan en los adornos navideños, los regalos, los árboles, las comidas y las fiestas de la época, pero la navidad es algo más grande e importante que todas esas cosas.

El arzobispo de Yucatán resaltó que en el primer detalle en el que los fieles se deben fijar, es que San Lucas, a través de este evangelio, relata con un lenguaje sencillo y correcto como nació Jesús, como se trasladaron José y María hacia Belén, cuando llegó el momento crítico del parto, María dio a luz a su primogénito Jesús, y lo colocó en un pesebre por la falta de espacio para ellos en el mesón.

“El drama de la escena es el drama de los pobres y de los humildes. El nacimiento de Jesús se parece a tantos otros nacimientos y a la situación de tantas familias que tienen que moverse por razones que están fuera de sus manos” subrayó.

Por último, exhortó a los fieles a gozar intensamente de estas fiestas, que esta experiencia que se está viviendo en la actualidad a raíz de la pandemia de Covid-19, les deje cambios profundos que permanezcan para el bien de todos, disfrutando de navidades más espirituales, sin vaciar los bolsillos, que se llenen el corazón del amor de Dios, del amor a los pobres y el amor a los demás.

Texto de Georgina Bacelis

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *