Arzobispo llama a bautizados a volver al camino de Dios

El arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, aseguró que, a diferencia de los primeros años, en estos tiempos casi todos estamos bautizados como cristianos, pero la mayoría están diluidos, dispersos, incluso haciendo cosas contrarias a los preceptos de Jesús y, “en ambientes paganos”.

Sin embargo, Cristo, tras su resurrección y a través de sus apariciones cada domingo, lo instituyó como Día del Señor y el Segundo Domingo de Pascua es también el de la Divina Misericordia, por lo que Dios a través de su Hijo nos invita a volver al camino del bien.

–Hoy tenemos la celebración del Señor y su Divina Misericordia para que todos aquellos cristianos que viven en ambientes paganos puedan volver al Señor—dijo en la misa del domingo en la Catedral de Mérida.

Rodríguez Vega dijo que el Domingo de Misericordia fue instituido en el 2000 por el Papa Juan Pablo II, luego de que canonizó a Santa Faustina, quien tuvo revelaciones de que para salvarnos había que hacer actos de misericordia.

Destacó que tras su resurrección, Jesús también hizo actos de misericordia y Dios hizo el acto más sublime, al darnos la salvación vía la muerte de su hijo.

Indicó que en el principio del cristianismo eran muy pocos los que se bautizaban y en su mayoría eran personas mayores, pues eran los conversos, pero actualmente, aunque somos la mayoría, realmente muy pocos vivimos de acuerdo al mandamiento de Jesús.

–¿Cómo vivimos hoy en día? La mayoría de los bautizados estamos diluidos en el mundo, quizá en ambientes paganos, poco son los bautizados que se apartan de ciertas ideologías, de ciertos comportamientos, para vivir rectamente como auténticos cristianos, en el principio era muy fácil distinguir quién era cristiano y quién no era cristiano. Claro que después se desató una persecución que no ha terminado hasta el día de hoy, pero en un principio fue muy claro, muy definido, quién es y quién no es no es cristiano—detalló.

La misa comenzó con la aspersión del agua, pues con el bautismo entramos en la vida nueva de Cristo resucitado, en la familia de los Hijos de Dios.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *