Asesino de Colosio relata como lo mató

Agencias publicaron recientemente la versión manuscrita de lo sucedido el 23 de marzo de 1994, según relató Mario Aburto Martínez, el asesino del candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio.

“Cuando iva saliendo de la empresa de mi trabajo, ohi al guardia que leía un períodico que iva aver un mitin en la col. Lomas Taurinas con un Sr. Colocio el 23 de marzo.

“Vi un camion azul con una franja blanca que desia en el parabrisas. L. y le ise la parada. Se subio al camion una señora y me pregunto si el camion iva a la colonia y le conteste que no estaba seguro por que era la primera vez que iva yo a esa colonia.

“A lo lejos se veia una multitud muy grande de jente reunida, por el camino pude ver a barios hombres armados.

“Segui caminando asta ponerme por el lado donde estaban unos arbolitos. El Lic. Colocio dijo unas cuantas palabras, y se bajo del lugar donde estaba, y empesaron a aplaudir.

“La jente empeso a empujar .Traté de salirme pero la jente me impidió el paso. En eso me empugan de nuevo y me pegan en la pistola.

“La traia del lado derecho de la sintura . Entonces la saco para meterla a la bolsa de mi chamarra derecha. Me calaba mucho la bola de la pistola donde van las balas. Desde que sali de mi trabajo ahi traia el arma. La saqué para que no se me callera y no me siguiera calando.

“Me ago asia mi costado isquierdo tapando la pistola con mi cuerpo. Alcanzo a mirar que el Lic. Colocio con la mano isquierda desplasa a una señora de lentes en la cabeza que parecía traía unos papeles en la mano.

“Tropiezo levemente logrando mantener el equilibrio En eso siento un puntapié en mi pantorrilla derecha y also la mano derecha para apollarme de alguna persona, sin acordarme que traia la pistola en la mano.

“Y es cuando se activa el arma devido al puntapie en mi pantorrilla y a que se contraen mis músculos por el dolor tan fuerte del golpe que recivi de alguien,

Entonces se oye un disparo tan fuerte que quedo aturdido, y siento un movimiento muy fuerte en mi mano derecha al oírse el. Y no veo nada , no pudiendome dar cuenta asta esos momentos que era lo que avia pasado.

“Yo iva callendo devido al golpe en la pantorrilla, y en eso siento que alguien me arrebata el arma y caigo sentado, y alguien cae sobre mi”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *