Asmáticos deben continuar con su tratamiento frente a la pandemia

Especialistas señalan que los pacientes con esta enfermedad deben seguir con su medicamento habitual y estar en contacto con su médico.

El coronavirus tiene síntomas similares al asma, como la tos y problemas al respirar, por lo que en ocasiones puede generar cierta confusión en las personas, aunque el COVID-19 se acompaña de fiebre mientras que el asma no.

Esta enfermedad ha afectado a todo el mundo, y se transmite a través de las gotitas de saliva que salen de nuestra boca al estornudar o toser, principalmente. Las personas que se encuentren a una distancia inferior de 2 metros pueden respirar estas gotitas e infectarse.

Estas también pueden caer sobre superficies que quedarían contaminadas, por lo que cuando una persona las toca y se lleva las manos a la cara, los virus entran en el cuerpo a través de la boca, nariz u ojos.

A pesar de que todos están propensos a infectarse de este virus, según los especialistas hay personas que tienen un mayor riesgo, entre ellas las asmáticas.

Ante esta premisa, se recomienda a los que padecen esta enfermedad seguir los siguientes consejos:

Lavado frecuente de manos con agua y jabón

No tocarse la cara con las manos si no han sido lavadas correctamente.

Quedarse en casa para evitar el contacto con otras personas.

Cubrirse al toser o estornudar con el pliegue del codo o un pañuelo desechable.

Limpiar y desinfectar con cloro los objetos que se tocan con frecuencia. Lo ideal sería que esta limpieza no la realice la persona con asma, y si tiene que hacerla lo haga con mascarilla, ventilando la habitación a limpiar.

¿Qué debo hacer si padezco asma?

Diferentes entidades científicas han publicado en los últimos días una serie de consejos específicos para las personas con asma, y que deben seguir para evitar contagiarse de COVID-19.

Seguir el plan de acción para el asma para mantenerla bajo control.

Evitar los desencadenantes que le producen síntomas.

No abandonar su tratamiento para el asma ni cambiar la forma de tomarlo sin consultar con su médico.

Llevar siempre consigo su medicación de rescate.

En los casos de crisis, debe seguir su plan de acción tal y como esté descrito. En caso de que no funcione consulte con un médico.

Evitar el tratamiento con nebulizadores, ya que facilita la diseminación del coronavirus.

Utilizar cámaras espaciadoras individuales para administrar los inhaladores por cartucho presurizado.

No ignorar los síntomas, especialmente la sensación de ahogo.

Tomar paracetamol para la fiebre y no ibuprofeno.

Si el asma empeora y existe riesgo de tener coronavirus, llamar por teléfono a su médico de familia, o contactar al servicio de urgencias o el teléfono de atención por coronavirus.

No acudir a urgencias o centro de salud, a no ser que tenga síntomas muy intensos y no respondan al teléfono.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *