Ataque con drones golpea el corazón del sector petrolero saudí

Los rebeldes Huthi de Yemen atacaron el sábado con drones las dos principales instalaciones petroleras de Arabia Saudí causando importantes incendios. Riad, que respondió bombardeando posiciones de ese grupo, daba el viernes por controlados los fuegos, pero diversas fuentes señalaron que se había parado la actividad de forma temporal y que puede haber afectado a una parte importante de la producción de crudo. Más allá de las pérdidas materiales, el tercer ataque de este tipo en los últimos cinco meses pone de relieve la vulnerabilidad de las infraestructuras energéticas de Riad ante la milicia yemení.

El objetivo de la decena de drones cargados de explosivos fueron sendas refinerías en Abqaiq y Khurais, según anunció la cadena de televisión Al Masirah (bajo control Huthi). El gigante petrolero saudí Aramco tiene en Abqaiq, a 60 kilómetros al suroeste de Dhahran, la mayor planta de procesamiento de crudo del mundo. Por allí pasan dos tercios de los 10 millones de barriles que produce cada día. Khurais, 200 kilómetros más al oeste, es el segundo mayor depósito petrolífero de esa empresa pública que está acelerando sus planes para salir a Bolsa.

“Los dos incendios han sido controlados”, aseguraba horas más tarde un comunicado del Ministerio del Interior saudí. El texto no precisaba ni el origen de los drones, ni si ha habido víctimas o si las operaciones se han visto perjudicadas.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *