Aumenta la población a 4,800 jaguares

El Jaguar es un animal de la vida silvestres y que además está en estatus de protección, razón por la cual debemos de cuidarlo y preservar la especie.

Se trata del felino más grande de América, el cual es una especie clave para la estabilización de los ecosistemas en los que habita, es un depredador que regula las poblaciones de las especies que captura, por ello su importancia.

Según el Segundo Censo Nacional del Jaguar 2018, coordinado por el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con el apoyo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y de la Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel, en México existe una población aproximada de cuatro mil 800 jaguares, lo que representa un aumento de 800 individuos en relación al 2010.

Tan solo en Campeche hay alrededor de mil 200, y en la zona de Calakmul al sur del estado se estima una población de más de 820 individuos.

De acuerdo con el Dr. Gerardo Ceballos, especialista del Instituto de Ecología de la UNAM, este incremento en la población se debe al Programa de Acción para la Conservación  (PACE) del jaguar (Panthera onca) que implementa la Conanp, junto con la sociedad civil, comunidades e instituciones académicas.

En particular, al aumento de la superficie de cobertura forestal respecto a hace dos décadas, al incremento en la superficie de Áreas Naturales Protegidas (ANP) y a un mayor esfuerzo de muestreo en relación con el censo realizado en el 2010.

Es una especie que, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), está clasificada como casi amenazada, pero “nosotros decimos que no; ya podría considerarse amenazada porque los problemas que están afectándola se están incrementando”, sostuvo el doctor.

Este felino enfrenta la pérdida de hábitat, el conflicto ganadero, así como la caza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *