Aumento de casos de sarampión empeora por el coronavirus

El sarampión, aunque subestimado, ha sido un brote viral que ha cobrado la vida de miles de infantes, el sector más susceptible ante esta enfermedad.

La pandemia de coronavirus ha dado un golpe a los esfuerzos de control de sarampión. El 26 de marzo, el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE), principal grupo asesor para la OMS en materia de vacunas e inmunización, recomendó que los países suspendieran temporalmente todas las campañas preventivas de vacunación masiva, incluidas las de sarampión.

“Debemos proteger a las poblaciones vulnerables de la propagación de Covid-19”, mencionó Robb Linkins, especialista en sarampión, pero limitar las actividades de inmunización contra el sarampión creará “brechas de inmunidad peligrosas”.

Los modeladores, encargados de estimar el impacto que está provocando el Covid-19 en el control del sarampión, apenas comienzan sus estudios; sin embargo, los países afectados por este virus deben reanudar sus campañas de vacunación en cuanto la pandemia disminuya, detallaron los expertos.

En los últimos años, el sarampión, altamente contagioso, continúa propagándose con un aproximado de 10 millones de casos en todo el mundo y140 mil muertes.

En los países desarrollados, los brotes de sarampión se intensifican por personas que se niegan a vacunar a sus hijos; en las naciones menos favorecidos, los sistemas de salud precarios y sin fondos suficientes imposibilitan administrar la vacuna.

Más de 20 países han suspendido las campañas de vacunación contra el sarampión a medida que los trabajadores de la salud se esfuerzan por lidiar con el coronavirus, situación que empeorará la calidad salubre en la vida de las personas.

El otro virus mortal. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las víctimas del sarampión han perecido por complicaciones como neumonía, diarrea y deshidratación. Los pacientes que logran recuperarse muchas veces lo hacen con secuelas, como lo son discapacidades permanentes, ceguera, pérdida auditiva y daño cerebral.

El virus también ataca al sistema inmune, dejando a los niños vulnerables a otras infecciones.

La capacidad infecciosa del sarampión es letal, pues una persona portadora del virus puede contagiar entre 12 a 18 personas, lo que la convierte “en el virus más contagiosos conocido”, ya que las gotitas que despide el enfermo puede permanecer en el aire durante horas.

Según un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dos dosis de la vacuna previenen el contagio de la enfermedad, en tanto que una dosis proporciona protección parcial. Muchos niños en países pobres tienen la suerte de recibir una dosis única, debido a que el virus es tan contagioso.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *