Aún faltan por identificar al menos 52 cuerpos por la explosión del ducto

A casi dos meses de la explosión del ducto de Pemex (Petróleos Mexicanos) en Tlahuelilpan, Hidalgo, continúa pendiente la identificación de al menos 52 restos de las víctimas que murieron en el accidente de la toma clandestina, mejor conocida como huachicol.

Como las autoridades lo han reportado, se trata de personas cuyos cuerpos se carbonizaron en la explosión (que en un principio se contabilizaron 68 restos, de los cuales 16 ya fueron entregados a las familias, de acuerdo con Alejandro Habib Nicolás, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo).

En Hidalgo una de las tareas es hacer llegar los restos de estas personas a sus familiares, proceso que podría tardar hasta seis meses.

De acuerdo con Habib Nicolás, en entrevista con Excélsior, por lo pronto las cifras de los restos y el número de desaparecidos coinciden. Sin embargo, el problema que enfrenta la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo es el grado de carbonización en que se hallaron los restos, pues ha complicado su identificación.

Así que también se evalúa la participación de organismos internacionales, “porque es muy complicado la identificación por el grado de carbonización”, según la explicación de Habib Nicolás.

El número de personas que han fallecido por la explosión del ducto Tuxpan-Tula llegó a 135 y hasta el momento se sabe que ocho personas aún se encuentran hospitalizadas. Y, hasta el momento, ninguna familia de los familiares desaparecidos o fallecidos ha interpuesto una queja.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *