Aún sin resolverse denuncias por corrupción

A pesar de que ya casi se cumple un año de la interposición de una serie de denuncias y procesos en contra de presuntos desvíos realizados por distintos funcionarios de la administración del exgobernador Rolando Zapata Bello, todo aún está en el aire, aseguró la organización “Ya Basta”.

De acuerdo con Nicolás Andrés Dájer, coordinador de la agrupación, uno de los temas que se encuentran sin respuesta es el de las posibles sanciones contra algunos personajes por presunta malversación de recursos.

“A un año de distancia no se ve ni se oye alguna acción de sanción hacia temas como las presuntas acciones de corrupción de la administración pasada. Tenemos una Vicefiscalía Anticorrupción que no pasa de ser meramente contemplativa y mediática”, sostuvo Andrés Dájer.

Como ha trascendido, existen varias denuncias presentadas por la actual administración de gobierno, encabezada por Mauricio Vila Dosal, por la “desaparición” desde recursos económicos hasta bienes inmuebles.

El 12 de noviembre del año pasado –como se podrá recordar– y con apenas un mes de haberse realizado el cambio de administración el titular del Poder Ejecutivo, Vila Dosal denunció un faltante en el Isstey de mil 900 millones de pesos, hecho que sigue sin ser aclarado.

Para el 14 de enero de este año, la titular de la Contraloría General del Estado, Lízbeth Basto Avilés, presentó denuncias ante la Vicefiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, a cargo de Enrique Goff Ailloud y la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (Asey), cuyo responsable es Mario Can Marín. Ambos encabezan a los organismos fiscalizadores de Yucatán encargados de hacer cumplir la ley.

En ese sentido, estas denuncias obedecieron a más de dos mil carpetas dentro del proceso de entrega-recepción, en las cuales la actual administración del Gobierno del Estado habría encontrado distintas irregularidades financieras de la administración del priista Zapata Bello.

Al referirse a la integración de las carpetas de investigación por las denuncias presentadas por el Gobierno estatal ante el presunto faltante millonario, el Fiscal Anticorrupción, Enrique Goff Ailloud, dijo que se actuaría “sin prisas y con respeto a los derechos humanos”. Agregó que la investigación podría tomar hasta tres años.

“No vamos a correr en prisas”, señaló Goff Ailloud sobre el proceso de integración de los elementos de investigación por los presuntos montos económicos faltantes del ejercicio fiscal de la administración de gobierno de Zapata Bello.

“Simplemente no hay ni un avance, ninguna sanción al respecto de las quejas y denuncias que se presentaron y que fueron exhibidas por el actual gobernador”, sostuvo el integrante de “Ya Basta”, entrevistado en días pasados.
Vadillo y Nevárez,

funcionarios señalados

En las denuncias interpuestas por la Contraloría General del Estado se dejaba en claro que la anterior administración tejió una numerosa red de empresas fantasmas, las cuales fueron creadas para el desvío de recursos públicos, ya que muchos de estos negocios o no existían o su giro no correspondía al del servicio que brindaron.

Incluso se descubrieron pescaderías que realizaron estudios médicos a la Secretaría de Salud de Yucatán o servicios de consultoría que generaron honorarios por el triple del precio que general poseen en el medio.

Esta red de empresas fantasmas habría sido coordinada por Sergio Vadillo Lora, operador político de Rolando Zapata Bello, y Ricardo Nevárez Cervera, quien fue uno de los principales financiadores del exmandatario y que tenía el control del dinero del Gobierno del Estado, aún sin tener un cargo público allí.

Con esta “dupla”, Zapata Bello habría operado el desvío de fondos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *