Bakunin y Gramsci, dos autores del anarquismo

En las últimas marchas realizadas en la Ciudad de México un grupo de personas encapuchadas ha llamado la atención por la forma en que optan por manifestarse: pintando frases y símbolos en las paredes, rompiendo vidrios y dañando patrimonio.

Estos colectivos, que se han hecho llamar anarquistas, han capturado la atención de la gente por su método de protesta que realizan, sostienen, con el fin de hacerse escuchar.

La Real Academia Española define en el Diccionario de la Lengua que el anarquismo como una doctrina que propugna la supresión del Estado y la eliminación de todo poder que constriña o limite la libertad indivual.

Uno de los pensadores que abordó el pensamiento anarquista fue el filósofo Mijaíl Bakunin, quien a temprana edad tuvo contacto con Proudhon, Marx y Engels, este primero considerado también uno de los padres de este pensamiento.

Bakunin, nacido en 1814 y fallecido en 1876, es considerado uno de los padres del anarquismo y dentro de sus ideas destacan el rechazo total a toda forma de autoridad y gobernante pues el poder corrompía a cualquier revolucionario. A su vez criticó el papel de la religión, pues beneficiaba a los gobernantes y volvía servil y manso al pueblo.

A través del anarcocolectivismo, también conocido como anarquismo colectivo, consideró que los trabajadores debían apropiarse de los medios de producción y posterior formar asociaciones que decidirían qué y cuándo producir algo en específico. Los colectivos después formarían unión de asociaciones que abrirían paso a la unión entre toda la población.

Junto a Bakunin y Prouthon otro de los pensadores que aportó a construir un pensamiento diferente al del capitalismo fue el marxista Antonio Gramsci, quien abordó a la comprensión de la cultura y la comprensión espiritual y el papel de los intelectuales en la cotidianidad. No obstante no dejó de ser crítico de pensamientos como la anarquía pues consideraba a la doctrina como reflejo cristalizado y empobrecido de fórmulas dogmáticas.

Gramsci estudió las formas de dominación de las sociedades modernas y acuñó el concepto de “Hegemonía”, que significa el modo en que la clase dominante somete a la clase proletaria no sólo a través de la economía y lo político, sino que el control social se ejerce fundamentalmente desde la cultura mediante el sistema educativo, la religión y los medios de comunicación. Cabe mencionar que la Hegemonía se da a partir de los inicios de la globalización.

El pensamiento de Gramsci se volvió fundamental para los movimientos que rechazan la globalización del capitalismo.

Texto y foto: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *