Barilla enseña el arte de preparar pastas a las familias de Yucatán

El chef Roberto Solís enseña al público que participa en la dinámica Jueves Barilla, la elaboración de una pasta al dente

Una interesante propuesta para que las familias mexicanas, de la mano de prestigiosos chefs, aprendan nuevas recetas para preparar pastas, inclusive agregándole ingredientes de la región, dio origen en 2019 a los “Jueves Barilla”, que de ser presenciales, ahora por las restricciones que deben de observarse para evitar contagios de COVID-19, y gracias a los adelantos tecnológicos, se realizan a distancia y con muy buenos resultados.

Después de que familias de Chihuahua, Tijuana y Ciudad de México recibieron la invitación para interactuar desde sus cocinas preparando a distancia platillos utilizando la amplia variedad de pastas “Barilla”, por fin llegó el turno de la capital yucateca, y fue el chef Roberto Solís, quien a lo largo de una sesión de más de hora y media, la noche del pasado jueves, compartió sus secretos para obtener una pasta “al dente” con un grupo de afortunados yucatecos que participaron en la dinámica, para lo cual recibieron en sus hogares todos los ingredientes necesarios para preparar su cena y disfrutar de una experiencia inolvidable.

Fue a partir de las siete de la noche cuando vía Zoom inició la transmisión, que usted podrá ver desde el canal oficial de Barilla Mexico htpps://www.youtube.com/barilla en la que el chef Solís guió paso a paso a los espectadores para lograr tres platillos que superaron ampliamente las expectativas, logrando de esta manera convertirse en unos auténticos “másters de la pasta”

En el primer tiempo, se preparó un capellini frío con salsa pesto y queso de cabra, tocino y cebolla caramelizada con aceite de trufa. Al respecto, el chef comentó que fue su intención dar un cambio al concepto del platillo para que se degustara frío.

En el segundo tiempo, se preparó un penne al dente con una salsa de tomate en chile xcatic y un poquito de crema y queso cotija, una adaptación muy interesante con la que el chef Roberto Solis quiso darle al platillo identidad y sentido de pertenencia con el uso de este ingrediente local y para finalizar, en lugar de queso parmesano, se agregó el queso cotija, que es considerado muy mexicano.

En este sentido el chef, quien es propietario del prestigioso restaurante “Néctar” en la capital yucateca, dijo a Peninsular Punto Medio que aprovechando la gran difusión que se logra con esta transmisión, que está disponible para diferentes países, también buscó la manera en la que a través del sabor de un ingrediente tan yucateco, como el Chile Xcatic, también se logre que el estado también tenga proyección internacional.

En este sentido, el chef Solís destacó que a los yucatecos les gusta mucho la pasta, y una muestra de ello es el gran número de restaurantes italianos que existen en Mérida y en otras poblaciones del estado, por lo que recalcó orgullo de la misma manera en la que los yucatecos se sienten orgullosos de la cocina yucateca tradicional y también de cualquier ingrediente yucateco que puede estar en algún plato o en alguna carta de un restaurante francés, o italiano como en este caso.

“Llevo 17 años como cocinero y en este tiempo he probado muchas pastas, pero la consistencia, textura y sabor de Barilla es algo que la hace diferente a otras, tiene una calidad que se destaca especialmente porque se cuece rápido”, comentó Robero, quien a lo largo de su trayectoria ha estado en las cocinas de restaurantes como The Fat Duck en Inglaterra, en el restaurante Per Se de Thomas Keller en Nueva York, y en el Les Cráations del chef Yoshihiro Narisawa, en Tokio, Japón.

Ya como propietario de Nectar, que abrió sus puertas en 2003, el chef Roberto Solis ha influido para lograr en Mérida una transformación de la cocina yucateca y también en la promoción del consumo del vino en las mesas, y para acompañar la espléndida cena de la noche del jueves, por supuesto no faltó una botella de vino que los amigos de Barilla enviaron junto con el mantel, el florero y hasta unas luces que le dieron un ambiente muy especial a la mesa.

Para el tercer tiempo, llegó como postre un plato de plátano macho maduro que se acompañó con un poco de crema batida y un toque de sal, un postre súper sencillo pero muy sabroso y fácil de hacer en casa.

Para finalizar, Claudia Mercado y Facundo Gámez, representantes de Barilla en México, comentaron a Peninsular Punto Medio que Mérida es una ciudad en la que hay una gran tradición culinaria que puede combinarse con el amplio portafolio que tiene Barilla en cortes de pastas.

Texto y fotos: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *