Basílica, cerrada del 10 al 13 de diciembre

Las condiciones sanitarias que vive el país no permiten en esta ocasión celebrar a la Virgen de Guadalupe en su santuario

La Basílica de Guadalupe y el gobierno de la Ciudad de México informaron que la Basílica de Guadalupe permanecerá cerrada del 10 al 13 de diciembre a fin de evitar aglomeraciones y contagios de COVID-19, las autoridades invitaron a los fieles a festejar a distancia.

—Las condiciones sanitarias que vive el país a causa del COVID-19 no nos permiten en esta ocasión celebrar a la Virgen de Guadalupe peregrinando juntos a su santuario; y el bien de todo el pueblo mexicano nos motiva a tomar medidas de contención para evitar que el virus se propague, con las graves consecuencias que esto traería. De manera conjunta, hemos decidido que la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe permanezca cerrada del 10 al 13 de diciembre —informaron autoridades gubernamentales y eclesiásticas.

A través de un comunicado conjunto también se informó que el gobierno de la Ciudad de México, en coordinación con la Alcaldía Gustavo A. Madero, llevarán a cabo un operativo de seguridad durante los días de cierre, que orientará a quienes acudan a las inmediaciones del Santuario a conmemorar ante la imagen que la gran mayoría del pueblo mexicano tiene en su casa.

Con la finalidad de acercar las celebraciones a los fieles, la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe ha preparado un amplio programa de actividades que podrán seguir a través de televisión abierta e internet, así como algunas dinámicas para participar de forma activa a la distancia. Este programa se encuentra disponible en la página  www.virgendeguadalupe.org.mx”.

Se recordó que desde el siglo XVI, el Cerro del Tepeyac ha sido un punto de peregrinaje para millones de hombres y mujeres “que han encontrado en la Virgen María de Guadalupe una maternal protección frente a las adversidades y una fuente de inspiración en los procesos sociales”.

Sin embargo, este 2020, en particular, ha sido uno de los años más difíciles en la historia de México derivado de la pandemia por el nuevo coronavirus, por lo que aunque se entiende que millones de personas deseen acudir al templo Mariano, “en busca de consuelo ante la angustia, desesperación y desamparo que se experimenta por la pandemia y otros males”, no será posible.

Al respecto, en su conferencia mañanera de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a evitar que haya aglomeraciones, ante la pandemia del COVID-19.

El titular del Ejecutivo federal apuntó que el gobierno de la Ciudad de México mantiene conversaciones con las autoridades eclesiásticas para determinar la forma en que se llevará a cabo la celebración religiosa.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, indicó que corresponde a todos los involucrados participar y aplicar las medidas preventivas sanitarias en esta celebración.

En otra noticia, el presidente Andrés Manuel López Obrador no tiene la intención de cambiar la manera en la que se relaciona con la prensa, porque necesita tener adversarios, afirma el director editorial de La Prensa, Luis Carriles Sánchez.

—Y si no, los crea, los inventa, los crece o los hace evidentes; ahí están los ejemplos de la mafia del poder, los corruptos, los conservadores, los fifís o los prianistas, lo mismo ahora con los medios —aseguró.Con 28 años de experiencia en el periodismo, aseguró que la libertad de expresión en México no está en peligro, aunque admite que hay grupos de poder que quieren controlar no lo que se dice, sino cómo se dice.

—Los medios están suficientemente sanos para presentar los hechos, los datos, los testimonios y el contexto en el que se está dando la información. Si por eso somos una molestia para el gobierno y no le gusta eso, está bien.“Pero mientras nos mantengamos dentro de la ley tenemos que ejercer este derecho que está consagrado —explicó.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *