Biden sanciona a Rusia, pero tiende la mano a Putin

Washington impone una dura batería de sanciones contra Moscú y expulsa a diez miembros de su legación diplomática por el supuesto ciberespionaje ruso y la injerencia en las elecciones de EE.UU.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Joe Biden, impuso ayer una dura batería de sanciones contra Rusia y expulsó a diez miembros de su legación diplomática por el supuesto ciberespionaje ruso y la injerencia en las elecciones estadounidenses, aunque tendió la mano al Kremlin para dialogar.

Para ello, Biden emitió una orden ejecutiva proclamando una emergencia nacional “respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional, política exterior y economía de EE.UU.” que suponen las actividades “dañinas” de Rusia en el exterior.

En un llamada con periodistas, funcionarios de la Administración aclararon que EE.UU. no busca una escalada de tensión con Rusia pese a estas acciones: “No queremos una espiral descendente, creemos que podemos y deberíamos evitar eso, pero también hemos dejado claro públicamente que defenderemos nuestros intereses nacionales”.

Sobre los diez miembros de la misión diplomática rusa expulsados, el Gobierno estadounidense únicamente ha aclarado que entre ellos hay “representantes de los servicios de Inteligencia rusos”.

En ese sentido, EE.UU. ha sancionado, además, a seis empresas tecnológicas de Rusia a las que acusa de apoyar a la Inteligencia de ese país.

EE.UU. ha atribuido a agencias de espionaje rusas, específicamente al Servicio de Seguridad Federal, la Dirección de Inteligencia y el Servicio de Inteligencia Exterior, el ciberataque masivo contra sistemas del Gobierno y grandes compañías estadounidenses a través del programa SolarWinds.

Hasta ahora, EE.UU. solo había hablado de sus sospechas de que Rusia estuvo detrás de ese jaqueo, supuestamente iniciado en 2019, pero el jueves aseguró que sus servicios de inteligencia están “completamente seguros” de esa acusación.

EE.UU. ha sancionado también a 16 compañías y 16 individuos rusos por su supuesta injerencia de los comicios electorales estadounidenses de 2020 “por órdenes del liderazgo del Gobierno ruso”.

Medidas similares ha adoptado el Ejecutivo de Biden, en colaboración con la Unión Europea (UE), el Reino Unido, Australia y Canadá, contra cinco personas, dos empresas y un centro de detención por “la ocupación de Rusia de la región de Crimea, de Ucrania, y los graves abusos de los derechos humanos contra la población local”.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *