Bolsonaro critica las medidas sanitarias

Entre simpatizantes que se acercan a felicitarlo por su cumpleaños 66, el presidente de Brasil arremete contra las restricciones a la movilidad

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, cumplió este domingo 66 años de edad presionado por su gestión negacionista de la pandemia del coronavirus, que sigue sin freno en prácticamente todo el país.

Grupos de seguidores se movilizaron ayer en redes sociales para felicitarle personalmente a la entrada del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia.

El jefe de Estado, que está en el poder desde enero de 2019, afronta la segunda mitad de su mandato con la crisis sanitaria de la COVID-19 desatada y un escenario económico plagado de incertidumbres, con el desempleo en niveles récord cercanos al 14 % y el déficit fiscal y la deuda pública disparados.

Bolsonaro atacó las medidas sanitarias para combatir la pandemia del coronavirus, que está en su peor fase en el país, y advirtió a gobernadores y alcaldes, impulsores de este tipo de restricciones, que “están estirando la cuerda”.

“Están estirando la cuerda, hago cualquier cosa por mi pueblo. Ese cualquier cosa es lo que está en nuestra Constitución, nuestra democracia y nuestro derecho de ir y venir”, afirmó Bolsonaro a un grupo numeroso de seguidores.

Cientos de simpatizantes, muchos de ellos sin mascarilla, se reunieron este domingo para felicitar por su 66 cumpleaños al mandatario, al que le regalaron un tarta y multitud de vítores.

El jefe de Estado, líder de la extrema derecha brasileña, se acercó a saludarles en compañía de la primera dama, Michelle Bolsonaro, y pronunció un discurso en el que dejó ver su negacionismo en torno a la crisis de la COVID-19.

“Algunos tiranos cortan la libertad de muchos de ustedes. Pueden estar seguros de que nuestro Ejército es verde oliva y es de ustedes también. Cuenten con las Fuerzas Armadas por la democracia y por la libertad”, expresó el gobernante, que es capitán de la reserva.

Bolsonaro, quien censura la adopción de cuarentenas para combatir la pandemia porque “la economía no puede parar”, no usó la mascarilla durante su pronunciamiento, pero sí para saludar a sus seguidores.

También insistió en que “el pueblo” lo que más le pide es “trabajar” y que, en ese sentido, hará lo posible para revertir las restricciones a la movilidad impuestas por los estados y municipios.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *