Buscan avance en un proyecto de Vivienda estancado en Chelem

Docenas de personas acudieron el día de ayer al palacio municipal de Progreso con la finalidad de presionar a las autoridades para que se generen avences en un proyecto de vivienda en la comisaría de Chelem, el cual se gestionó desde el año 2006 y ha pasado de administración en administración sin movimiento.

A manera de solicitud colectiva cerca de 800 ciudadanos piden que el actual Ayuntamiento haga cumplir un acuerdo que se asentó en acta de cabildo en la administración de Enrique Magadán en el año 2006, cuando el entonces edil junto con su cabildo vendieron cerca de 40 hectáreas que habían en Chelem puerto a una desarrolladora y constructora llamada “Vive Yuc”, bajo la condición de que en el 50% de esas tierras la constructora realizaría casas económicas para el fácil acceso de ciudadanos que se ven en una necesidad de vivienda, sin embargo la empresa no ha cumplido con esta condición.

Según explicó Juan Andrés Medina Rejón, representante legal de este grupo, “de esas tierras que se adquirieron en el 2006 se indicaba que por lo menos en la mitad de esas casi 40 hectáreas se tendrían que construir casas económicas para gente de escasos recursos, por lo cual el Ayuntamiento está obligado a ver que se cumpla y si no el Ayuntamiento tendría que revocar ese contrato y se regresarían esas tierras al fondo legal y entonces se tendría que notificar a la gente de esos terrenos. Ya pasó mucho tiempo por lo que en abril del 2017, en la administración de José Cortés, se ratificó dicho acuerdo”.

El grupo de ciudadanos acudió al palacio a buscar que se le acepte la solicitud con sello y firma de la presidencia municipal; sin embargo, el jefe de la policía no permitió el acceso debido a las reparaciones que se están haciendo en el edificio, por lo que el secretario de la Comuna, Jorge Alfredo Salazar Rojo, acudió a los bajos del palacio para dialogar con los presentes.

El funcionario municipal explicó que esta situación es heredada de muchas administraciones, además dijo que en la entrega-recepción no les dejaron la información ni papeles completos respecto al acuerdo hecho por la administración del 2006.

Por otro lado, señaló que en el acuerdo con la constructora “Vive Yuc” en ningún momento se fijó un plazo, por lo que la comuna no puede pedir se construya en algún tiempo establecido. Finalmente recibió las solicitudes y él mismo selló y firmó de recibido, y prometió que se trataría la situación con el cabildo.

Por su parte Medina Rejón comentó que esperan la situación se resuelva en esta administración, de lo contrario tendrán que tomar otras medidas. “Venimos de manera pacífica para entregar estas solicitudes de vivienda para gente de escasos recursos y que la autoridad vea que se cumpla, ya si no quiere y no tenemos respuesta pues nos vamos a tener que ir al amparo y si logramos el amparo entonces sí vamos a fijar responsabilidades al Ayuntamiento por estar tratando de dilatar esto. Tiene que ser ahora, no vamos a permitir que pase otro año para que se les de el acceso a estas casas para gente de escasos recursos”, manifestó.

Los solicitantes en su mayoría son trabajadores de escasos recursos que ganan salarios mínimos y no tienen acceso a créditos de vivienda como el Infonavit, por lo que pagan rentas de entre 2 mil pesos o más, o viven encomendados con alguien más. También esta petición busca combatir a los paracaidistas que invaden terrenos en angulares y dañan el medio ambiente.

Por último Medina Rejón comentó que la constructora podría hacer casas pequeñas y económicas que den mayor facilidad a las personas para adquirir una, como se hizo en Flamboyanes hace algunos años a través del gobierno estatal.

Cabe mencionar que los terrenos implicados se encuentran en el inicio de Chelem Puerto, cerca de la antigua carretera a esta comisaría, y actualmente en la mitad de dichas tierras se desarrolla un fraccionamiento llamado “Puerto Lindo”, con casas de cerca de 2 millones de pesos, las cuales son inaccesibles para muchas personas. Dicha situación pone énfasis en el problema de vivienda que hay en el puerto de Progreso y los ciudadanos que hicieron la solicitud esperan tener pronta respuesta por parte del Ayuntamiento, el cual esperan presione a la constructora a cumplir lo acordado y construya estas casas económicas en un área de 20 hectáreas.

Texto y foto: David Correa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *