Buscan crear conciencia en jóvenes sobre la violencia digital

El Frente Nacional para la Sororidad critica que a los 150 casos que asesora, la autoridad no les dé seguimiento

A dos meses de que inició actividades el Frente Nacional para la Sororidad en Yucatán, esta agrupación ha asesorado 150 jóvenes que han presentado sus denuncias contra violencia digital ante la Fiscalía General del Estado (FGE), a la cuales no se les ha dado seguimiento, así lo dio a conocer Emma Arteaga, integrante del colectivo.

Comentó que su hija E.P., quien lidera la agrupación, ha sido víctima de este delito, y es por ello que ambas decidieron sumarse a esta asociación creada a nivel nacional por Olimpia Coral Melo, que no sólo busca visibilizar la violencia que viven las niñas y las mujeres, sino también evitar que otras jóvenes pasen por lo mismo que ella.

—Hace 6 años el agresor de mi hija publicó sus fotografías íntimas sin su consentimiento, el delito no estaba tipificado, por lo que cuando fue a denunciar le hicieron sentir que lo que había pasado era su culpa, por lo que hasta la fecha se sigue encubriendo a los responsables —manifestó.

La madre de la joven indicó que todo este proceso ha sido muy difícil para la joven, pues además de que se difundieron sus imágenes íntimas en la escuela y redes sociales, la institución educativa le dio la espalda, pues no castigó a los culpables.

—Desde el 2015 que pasó este suceso, hasta el día de hoy el caso de Emma está estancado, pero con la Ley Olimpia que se aprobó recientemente estamos seguras de que esto va a cambiar, pues cualquiera que cometa violencia cibernética, ya podrá ser sancionado, y se le dará de 3 a 6 años de cárcel —aseveró.

Resaltó que este problema es grave, ya que se está dando principalmente en los colegios públicos y privados, pues varias jóvenes se han acercado a ellas para denunciar este tipo de violencia, pues los varones no le dan importancia, pero para una mujer, su dignidad se puede ver vulnerada al momento de compartir su contenido íntimo, ya que queda expuesta.

Afirmó que es tanta la presión a la que están sometidas que caen en depresión, ansiedad, y en ocasiones han optado por atentar contra su vida.

—Al aprobarse la Ley Olimpia ya se puede crear un protocolo, e ir a las escuelas y dar talleres o pláticas con respecto a este tema, para crear conciencia en las y los jóvenes que la difusión de estas imágenes íntimas, sin consentimiento de la otra persona, ya se pueden castigar con cárcel —indicó.

Expuso que muchas veces la sociedad no voltea los ojos a los agresores, pues piensan que la víctima es la culpable por mandar fotos o videos, cuando son libres de ejercer su sexualidad, lo que no se debe hacer es compartir este contenido sin el consentimiento de la persona.

Detalló que a pesar de que en Yucatán existe la ley contra la pornovenganza, es un término que revictimiza a las afectadas, ya que no es porno porque no tiene fin de lucro, y tampoco venganza, porque la víctima no hizo nada malo, ya que únicamente compartió imágenes y videos, por lo que es un delito contra la intimidad difundirlos sin su consentimiento.

Cabe resaltar que esta agrupación brinda asesoría legal y psicológica gratuita, por lo que cualquier víctima puede acercarse a ellas. Para mayor información pueden contactarlas en su página de Facebook Frente para la Sororidad Yucatán.

Texto y fotos: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *